Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Farándula

TE ACORDÁS DE... MONA MARIS...?

TE ACORDÁS DE... MONA MARIS...?

SANTA FE-ARGENTINA  (Archivo de PrensaMare)  En medio de un mundo hiper-conectado, seguramente pocos argentinos tengan noticias o sepan quién fue Mona Maris. Pero lo cierto es que se trató de una actriz argentina, que copotragonizó en el cine junto al mismísimo Carlos Gardel.

Se llamaba Rosa Emma Mona María Marta Capdevielle; aunque –lógicamente- por una cuestión de simplicidad lo abrevió al artístico: Mona Maris.

Nació en la Ciudad de Buenos Aires, el 7 de noviembre de 1903 (algunos citan que fue en 1906). Su actividad de reconocida actriz del cine argentino la llevó también a actuar en Europa y Estados Unidos. Se la conocía como: "El orgullo de las pampas".

Su madre era vasca y su padre francés (franco-catalán); criándose en un hogar típicamente de inmigrantes, aunque con grandes diferencias en cuanto a su formación. Tanto fue así que llegó a los 19 años hablando cuatro idiomas, luego de haber estudiado en el país, Inglaterra, Francia y Alemania.

Estando en la alemana Berlín fue contratada, llegando a Hollywood (EEUU) con un contrato para la United Artists. Era el último día del año 1928, y la apadrinaba y protegía nada más y nada menos que Joseph Schenck, presidente de esa empresa. Como antecdentes, había participado de filmes alemanes. Sorprendiendo a muchos, alcanzó una rápida popularidad en Sud América.

Sus deseos por tranformarse en actriz se originaron estando en Europa, en pleno transcurso de la primera gran guerra (1914-1918). Por entonces era pupila en Luders (Francia). Sus primera ‘armas’ en dicho ambiente, lo tuvo precisamente en esos años en que participaba –junto a sus compañeras de estudio- en escribir, dirigir y representar pequeñas obras que servían para entretener a soldados (acantonados en cercanías del colegio).

Tras terminar esa etapa, se fue a Londres con su madre. En ese sentido ella tuvo una suerte inusual, pues fue constantemente alentada por su progenitora a seguir sus deseos. Disponía de una libertad inusitada para años tan patriarcales. En la apital inglesa vivieron dos años.

Su siguiente destinto fue Alemania. En este nuevo sitio apela a las relaciones familiares, y fue así que el embajador argentino en Berlín, la recomienda con una carta y fue recibida por el presidente de la productora alemana UFA.

Realiza una audición y una prueba de pantalla, y resulta satisfactoria. Inmediatamente le ofertan un contrato por 5 años para trabajar junto a un reconocido director. Aceptó y actúa en 4 películar. Lo que la proyecta y Joe Schenck le ofreció seguir su carrera en Hollywood.

Mientras estuvo en suelo europeo tuvo dos matrimonios. El primero con Clarence Brown, que resultó un verdadero fracaso. Posteriormente se une al ingeniero holandés Harry Geldelman.

Fue así que llega su actuación junto a Gardel, y los comentarios fue que ambos aceptaron mantener una relación íntima en el mayor de los secretos. Al respecto ella supo declarar posteriormente que «Cuando dejé mi contrato en California para hacer "Cuesta abajo" con Gardel, nos hablamos y correspondimos mucho. Sí, le puedo asegurar que hubo una mutua atracción... Era difícil sustraerse a la que él ejercía sobre todo el mundo, y yo también era muy atractiva... y tenía mis pretendientes. No se crea...».

Y continuó «Con Gardel existió desde un principio un sentimiento mutuo. Usted sabe que muchas veces dos personas simpatizan pero las circunstancias impiden que germine la planta. A veces los sentimientos se bifurcan o los troncha la muerte, como sucedió en este caso».

​Se radicó en Estados Unidos hasta que decidió su regreso definitivo a Argentina a principios de la década de los setenta. Fue así que se trasladó a la ciudad de San Carlos de Bariloche. Años después regresó definitivamente a Buenos Aires, donde vivió una larga vejez.

Entre 1925 y 1984 intervino en 53 filmes, trabajando también para la Fox y la Paramount. Se convirtió en una representante en la "epoca dorada" de Hollywood. Una auténtica estrella de la pantalla que atrapó desde su misma llegada a la meca del cine –Hollywood- en 1929 hasta que se marchó, en 1946. Trabajó con grandes como Humphrey Bogart, Carey Grant, Carole Lombard, Mary Pickford y Rita Hayworth; una de las pocas en el mundo que lo hizo, y la única de Argentina.

Cuando llegó –en enero de 1929- a EEUU, el importante periódico Los Angeles Times (de California), tituló: "'Orgullo de las Pampas’ recibe bienvenida”.

Tuvo una complicación pulmonar que la llevó a la muerte, el 23 de marzo de 1991. Tenía 87 años y sus restos descansan en el Cementerio de la Chacarita.