Sab. 13. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Política

LAS GRANDES EMPRESAS Y SU ACCIÓN DE DESESTABILIZACIÓN

LAS GRANDES EMPRESAS Y SU ACCIÓN DE DESESTABILIZACIÓN

SANTA FE-ARGENTINA  (Editorial PrensaMare)  Los dos anteriores gobiernos peronistas (con Cristina Fernández como mandataria) soportaron una gran operación desestabilizadora donde se destacaron la oposición, los medios de prensa hegemónicos y las 4 patronales del campo.

Lograron su cometido y en 2015 accedieron al control del poder formal. Fueron 4 años (2015-2019) de destrucción planificado del país y del futuro. Por ello, cuando Mauricio Macri quiso aspirar a la reelección, los mismos que lo habían votado le dieron la espalda; así, fue el primer político argentino que buscó la reelección y fracasó.

Nuevamente el peronismo se tiene que hacer cargo del desastre para tratar de sacar a la Nación del desastre dejado por el PRO y sus aliados radicales (UCR) y del antiperonismo (coalicionistas, aristas, neoliberales). No va a ser un trabajo fácil. Porque a ello debe agregarse la situación local e internacionalpor la pandemia.

Argentina se encuentra en default; resultado de la demencial toma de deuda por Macri. Dineros que llegaron para alimentar la timba financiera y los negocios de las grandes empresas y de los amigos presidenciales. Porque por 4 años, el Estado fue puesto a disposición de los sectores dominantes y en contra de las mayorías populares.

Pero así como desde los medios las grandes empresas y grupos de poder se muestran solidarios, mansos y tranquilos, cuasi-abuenados por el coronavirus, a la hora de las acciones muestran que siguen siendo (y lo serán) lo más despreciable del capitalismo.

Remarcación, escondimiento de productos, inflación y acciones psicológicas.

Si. El final de abril deja al descubierto la maniobra de grandes empresas 8que facturaron y sacaron millones de dólares anuales gracias a la política tarifaria que les regalaron Macri y sus amigos). Alí están las que entregan electricidad, agua y gas a la sociedad.

Ellas en estos días de pandemia han comenzado a distribuir facturas de consumos con manifiestos “errores”.

Nada es casual y todo es causal. Ante la aceptación que tiene el gobierno nacional por la gestión de Alberto Fernández, las firmas han decidido crearle un problema interno. “Enloquecer” a los sectores medios con facturaciones “erróneas”.

Un hecho que genera disgusto, preocupación, enojos y –lógicamente- pérdidas de tiempo por trámites ante esas mismas empresas que facturaron “erróneamente”.

El hecho es tan burdo, expresivo, elocuente y grave que hasta con un sello impuesto en la factura, amenzan con “corte del suministro”, cuando un decreto presidencial (de marzo) lo impide…

Distribuidoras de electricidad y gas ya sufren innumerables reclamos por facturas que exigen montos absurdos. Por ejemplo, de facturas de $ 1.000 han pasado a reclmarles $ 5.000 y hasta $ 10.000.

“Detectamos muchos casos con estimaciones que no guardan relación con el consumo real”, declaró el Interventor de Enargas, Federico Bernal.

El Gobierno reglamentó el Decreto 311 que prohíbe los cortes de servicio por 180 días.