Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina

DOTA, LA UTA Y LAS PELEAS

DOTA, LA UTA Y LAS PELEAS

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (por Esteban D’Arret, PrensaMare)  Los ciudadanos de esta ciudad como del Gran Buenos Aires, han vuelto a ser rehenes de una pelea con varias aristas.

Comencemos por decir que el grupo empresarial DOTA, controla la mayoría de los colectivos del AMBA (Área Metropolitana Buenos Aires). Se trata de: Doscientos Ocho Transporte Automotor, que controla en forma directa y/o indirecta a gran parte de las líneas de la ciudad y el conurbano bonaerense.

Frente a ellos aparece la UTA (Unión Tranviarios Autormotor), como sindicato de los choferes, que muestra una dura interna gremial.

El lunes 27 de febrero, más de 50 líneas de ómnibus realizaron un paro sorpresivo que se extendió hasta horas de la tarde. La medida sorprendió a usuarios, como a la patronal y a las autoridades del transporte.

Ocurrió que DOTA, no cumplió el pago de la cuota paritaria de febrero, y ante ello, se lanzó el paro fue encabezado por la oposición a la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Un sector que también ha rechazado el acuerdo paritario firmado por el gremio (debajo del 30% semestral).

Mientras los usuarios estaban durante horas esperando el retornode las circulaciones de coches, al final DOTA se comprometió a abonar; de esa forma retornaron las circulaciones más allá de las 17 y 30 horas

El paro fue lanzado...

En la noche del domingo, cuando en la terminal de la Línea 161 (Barrio de Villa Lugano), los choferes de DOTA votaron una "retención de tareas" a partir de las cero horas y por tiempo indeterminado. Los usuarios no se enteraron de ello y se sorprendieron el lunes cuando los coches no aparecieron.

DOTA se había comprometido...

Al pago de la cuota paritaria que los trabajadores debían recibir, a más tardar, el viernes 24 de febrero. Una cuota de unos $ 20.000. Ante el caos, desde el Ministerio de Trabajo intervinieron y convocaron a las partes. Fue así que reunidos vía Zoom se pudo destrabar el conflicto y DOTA decidió cumplir con lo pactado en su momento.

Fue así que se hizo...

Una nueva reunión de choferes en la misma terminal de Lugano. Analizaron el conflicto y decidieron levantar la medida de fuerza (pese a que hasta ese momento no habían cobrado).

De esta forma, pasadas las 17 horas comenzaron las circulaciones de ómnibus en las calles y todo se iba normalizando.

Nuevamente quedó al descubierto...

La dura interna de la UTA. El paro fue lanzado por el sector tranviario organizado en la Agrupación Juan Manuel Palacios, que conduce Miguel Bustinduy (que fuera Secretario de Organización del gremio). Ellos están enfrentados con el conductor de UTA, Roberto Fernández (Secretario General desde el 2008). En la última compulsa electoral, en diciembre de 2022 Fernández volvió a ganarle la elección a Bustinduy.

Respecto a la paritaria...

Firmada por la UTA (Fernández) a principios de febrero, el sector comandado por Bustinduy lo rechazó, pues se acordó un 10% en enero (la que ahora no había abonado DOTA), otro 10% en marzo y el 7% en mayo. También se dispuso un pago único de $ 25.000 en julio (mes en el que deberá realizarse una revisión). Con estos valores, el salario de un trabajador de UTA tiene un básico de $ 220.000.

La oposición a Fernández sostiene que en el último año perdieron el 60% frente a la inflación. Además, que el acuerdo fue inconsulto y que la suma no se discutió con los trabajadores.

La respuesta de Fernández...

Ante este paro, fue la de acusar al sector de Bustinduy de "jugar" para DOTA: "El Gobierno iba a a buscar la manera de poner esa plata para los trabajadores pero sorpresivamente hoy este grupo no le dio los coches a los trabajadores y un grupito, que juega para ellos, cruzó los coches y no los podemos sacar".

Lo cierto es que DOTA

Es el verdaderol poder en el tema. Porque controla (directa y/o indirectamente), la mayoría de las líneas que circulan en el AMBA. Entre las de mayor importancia se pueden citar las:

·         Línea 5, que une Retiro con Villa Lugano

·         La línea 28, que bordea la Ciudad por General Paz hasta Retiro

·         Las líneas 51, 74 y 79 (de la Empresa San Vicente), que unen la Ciudad con localidades de la zona sur del conurbano (DOTA se hizo cargo de la San Vicente desde 2015).

La medida del lunes...

Se sintió y de manera fuerte. Porque se paralizó a 54 líneas de ómnibus (todas de DOTA). En la Ciudad circulan diariamente 136 líneas y poco más de 100 lo hacen conectándola con algún punto del Gran Buenos Aires.

En 2019, un informe del estado nacional indicó que DOTA tenía vinculación con el 66% de las 272 líneas operadas por grupos empresariales en el AMBA.

Trascendió que este paro del lunes generará sanciones de la Secretaría de Articulación Interjurisdiccional del Ministerio de Transporte por "violación del régimen diario de frecuencias diurnas y nocturnas en los servicios públicos de transporte urbano de pasajeros”. Para este incumplimiento el valor de cada multa puede llegar hasta los $ 525.000.