Sab. 07. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Ámerica

MEZA: MALO PARA LAS MATEMÁTICAS…

MEZA: MALO PARA LAS MATEMÁTICAS…

Cuando los números no ayudan...

LA PAZ-BOLIVIA  (PrensaMare)  En el año 2002, Carlos Mesa (foto) fue electo con una ventaja de 42.242 votos. Ni él ni los medios hegemónicos pusieron en duda su victoria.

Sin embargo ahora, en el 2019, cuando Evo Morales le ha sacado de ventaja 592.576 votos, se niega a reconocer quién gano (y que él perdió).  

En aquél año, Mesa llegó a la vicepresidencia como acompañante de fórmula de Gonzalo Sánchez de Lozada. Habían logrado ganar por menos de 50 mil votos al candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales.
Esta disparidad para considerar el valor de los números hace recordar que ello ya es una clásica maniobra de la derecha y los medios neoliberales de Latinoamérica. Fue así que años atrás, cuando Nicolás Maduro ganó con el 1,5% de los votos a su favor, denunciaron “fraude”.

Pero en 2015, cuando el argentino Mauricio Macri ganó con el 2% de los votos a su favor, afirmaron que fue el “triunfo de las mayorías”.

Mesa con esta actitud no hace más que tener una posición de desconocimiento del voto mayoritario. De allí que al haber sido derrotado engaña y busca desestabilizar la democracia boliviana, con la acusación de un supuesto "fraude".

Existe una campaña internacional (a la que se sumó la OEA) pretendiendo instalar que el conteo de los votos se “suspendió”, porque Morales pería. Cuando lo cierto fue que 4 días antes de las elecciones, el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) en una conferencia de prensa explicó ampliamente los detalles del TREP y anunció que el conteo parcial de votos llegaría hasta un 80%, la noche de la votación.
La interrupción temporal no constituye ninguna irregularidad.