Vie. 14. Ago 2020, Santa Fe - Argentina
Mundo

LA MUERTE DE OLIVIA DE HAVILLAND

LA MUERTE DE OLIVIA DE HAVILLAND

PARÍS-FRANCIA  (PrensaMare)  En medio de la urgencia de informar cada vez más rápido, para que quede cada vez menos en la memoria del lector, televidente y/u oyente, en este siglo 21 casi nadie sabe quien ha sido Olivia de Havilland.

Lo cierto es que en medio del silencio y del olvido, murió en esta capital francesa a los 104 años. Fue la doble ganadora del Oscar con Vida íntima de Julia Norris (1946) y La heredera (1950). Ella era la última superviviente del equipo de Lo que el viento se llevó, la última estrella de los tiempos grandes del cine estadounidense.

Había sobrevivido seis años a su hermana Joan Fontaine (murió en 2013) a los 96 años. Fueron los primeros hermanos actores en enfrentarse por el Oscar, en 1946; dejaron de hablarse. En la Navidad de 1961 hubo un breve reencuentro, que no resultó como muchos (y ellas?) esperaban. Por lo que fallecieron sin reconciliarse.

Falleció por causas naturales en su casa parisiense. Vivía en esta ciudad desde hacía seis décadas. Se mantenía bien de salud, feliz y totalmente lúcida hasta su muerte.

De Havilland nació en Tokio (Japón) el 1° de julio de 1916, 15 meses antes que su hermana. Eran hijas de Walter de Havilland, un abogado británico experto en patentes, y de Lilian Ruse (actriz que dejó su carrera, cuando se casó).

A causa de la mala salud de sus hijas, Lilian Fontaine decidió que la familia volviera a su Reino Unido natal en 1919. En San Francisco el viaje se frenó por una faringitis de la mayor y una neumonía de la menor. La madre y las dos hijas se quedaron en Saratoga. El padre volvió a Tokio, donde terminaría casándose con su ama de llaves…

Lilian Ruse inculcó a sus hijas el amor por el arte. Recibieron clases de piano, ballet, e interpretación. En 1925 Lilian Ruse se casó con George Fontaine, un hombre demasiado estricto con sus hijastras (Joan decidió usar su apellido).

La primera vez que Olivia de Havilland se subió a un escenario fue como aficionada en 1933. Al año siguiente, un asistente del director de cine Max Reinhardt la vio haciendo de Puck (en El sueño de una noche de verano), y convenció a Reinhardt para que la contratara (de suplente del personaje de Hermia para una versión de la obra que el cineasta preparaba en teatro).

Pero al final, De Havilland encarnó a Hermia y terminó firmando un contrato de siete años con Warner Bros. Fue allí, que con la seguridad económica, la pelea con su padrastro, terminó en su alejamiento de la casa paterna, llendo a vivir con un amigo de la familia.

En 1935 debuta en el cine. El mismo año ya actuó con quien sería su compañero de pantalla en nueve ocasiones, Errol Flynn (en El capitán Blood). La Warner la cedió a MGM para que encarnara a Melania en Lo que el viento se llevó. De Havilland trabajó con Michael Curtiz en nueve películas.

Con los años 40 llegó su esplendor: obtuvo otras cuatro candidaturas más a los Oscar (la segunda la perdió contra su hermana, protagonista de Sospecha, en 1942); ganó la estatuilla con Vida íntima de Julia Norris (1946) y La heredera (1950).

En 1943 reclamó a Warner mejores personajes, el estudio se negó. Demandó al estudio, y el 3 de febrero de 1945 un tribunal le dio la razón a la actriz (llevaba en ese momento, tres años sin trabajar).

Ya se habían alejado entre las hermanas, y se reencontraron nn las navidades de 1961, con sus respectivos cónyuges e hijos. Pero no hubo reconciliación. En 1975 muere la madre; Olivia asistió, su hermana no. Ello significó (dicen) la ruptura final.

En los 50 se había radicado en París y se casó con el director de la revista Paris Match. Redujo sus trabajos, pero igualmente hizo varias películas; la última en 1998. En 2009 fue narradora del documental sobre el alzhéimer I Remember Better When I Paint.

Escribió varios libros; en 2003 fue a EEUU a entregar un Oscar; asistir al entierro de Charlton Heston en 2008; y recibir en el mismo año la Medalla Nacional de las Artes.

La sobreviven su hija y su dobladora al francés, la actriz Renée-Jeanne Simonot (madre de Catherine Deneuve, de 108 años).