Lun. 18. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Por el país

UN PARO QUE NO PUDO SER OCULTADO

UN PARO QUE NO PUDO SER OCULTADO

Dura protesta de las bases trabajadoras...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  Con el gobierno amenazando y la prensa hegemónica des-informando, se llevó adelante el paro nacional dispuesto para el martes 30 de abril por diferentes sectores sindicales y sociales.

La convocatoria –ante la “inactividad” de la CGT-, fue convocado por el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FSMN), las CTA, y los movimientos sociales. Confluyó en esta capital en la Plaza de Mayo, donde se hizo un multitudinario acto de protesta.

La oposición al gobierno y sus políticas fue clara. Y esta actividad se continúa el miércoles 2 de mayo con la instalación de 300 ollas populares.

Se advirtió al gobierno que en menos de tres semanas habrá otro encuentro sindical para evaluar y decidir nuevas acciones.

Diferentes gremios aportaron numerosas columnas al primer paro nacional que no fue respaldado por el “triunviro” de la CGT (integrado por 2 dirigentes…).

Se estima que llegaron a la plaza, más de 200.000 personas. Pudiéndose observar en el palco a Marcos Castro (de la Confederación Argentina de Trabajadores del Trfansporte, CATT), el metalúrgico Francisco Barba Gutierrez; el bancario Sergio Palazzo, entre otros.

Justamente Palazzo abrió la lista de oradores: “A pesar de los aprietes estamos acá cientos de miles que resistimos las políticas de Mauricio Macri”, dijo. Reclamó la unidad de los trabajadores y cuestionó al gobierno que “entregan la soberanía política y económica y favorecen la fuga de divisas con el acuerdo del FMI”. También atacó a la CGT.

Mariano Sánchez habló por los movimientos sociales, llamando a la dirigencia política a unirse para construir un frente político que derrote en las urnas a Mauricio Macri.

Posteriormente, por la CTA Autónoma se manifestó Ricardo Peidró. Destacó a aquellos trabajadores (afiliados a los gremios que no adhirieron al paro) porque “saben que solo se recupera lo perdido con la lucha”.

Pablo Micheli reclamó por un “nuevo gobierno nacional y popular”, para lo cual “hay que ganar la calle con más paros y más marchas porque la victoria está en la unidad”.

Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores) sostuvo que el acto es “un punto de inflexión en la tarea de la unidad del movimiento obrero que busca una central única”.

Omar Plaini (por Canillitas), leyó el documento consensuado por las organizaciones sindicales, donde se refiere al triunfo del paro que se consiguió por el acuerdo de los gremios junto a sectores productivos, cooperativas y pymes.

Finalmente y como cierre del acto, se dirigió Pablo Moyano, quien remarcó que el éxito de la medida radica no solo en el acuerdo del FSMN, las CTA y los movimientos sociales sino también en la decisión de las 70 regionales de la CGT que participaron del plenario donde se decidió parar.

Resultó importante la posición de la agrupación interna de la UTA que conduce Miguel Bustinduy (opuesto al oficialismo de Roberto Fernández). Su posición generó que se superara el centenar de líneas de ómnibus que pararon.

El paro se replicó en numerosas ciudades del país. La prensa hegemónica tuvo el mismo (y esperado) discurso, titulando: “dispar acatamiento al paro”. Lo cierto fue que la medida no pasó desarpercibida.

La des-información por parte del gobierno (Ministerio de Trabajo) y de los medios ha sido manifiesta. Inclusive no entendiendo la realidad del país, pues los gremios que han impulsado el paro surgió en un plenario de regionales de CGT (reunidos en SMATA) Fue una medida reclamada e impulsada desde el interior y por las bases.

En las capitales provinciales y en numerosas ciudades se efectuaron marchas y actos. Lo que ha sido silenciado por la prensa que blinda al gobierno, ha sido conocido por el país y el mundo a través de redes sociales y medios alternativos argentinos.