Sab. 17. Abr 2021, Santa Fe - Argentina
Notas

MÁS DEL ESCÁNDALO JUDICIAL DE MACRI

MÁS DEL ESCÁNDALO JUDICIAL DE MACRI

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  La jueza federal María Servini de Cubría citó a declarar a indagatoria a Fabián Rodríguez Simón. Se trata de un asesor judicial de Mauricio Macri; es por una causa por asociación ilícita (relacionada a las presiones que recibió el Grupo Indalo durante el gobierno de macrista).

La jueza recibió un informe de la Dirección de Asistencia Judicial de Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJUDECO), donde se analizaron las 10.738 llamadas que recibió y realizó Rodríguez Simón durante 3 años y medio (del 1-1-2016 al 31-8-2019).

Esa pericia (que dio lugar al informe) contó con la oposición sistemática de la defensa del asesor de Macri, pero fracasaron. Este personaje nunca se supo cuál era el cargo que desempeñaba, pero a medidad que avanza la investigación se concluye en que efectuaba gestiones “institucionales” del macrismo, dentro de la justicia.

Cuando asumió Macri, se comenzó un claro ataque y amenazas sobre el Grupo Indalo. Ello en razón que el dueño (tras asumir Macri en 2015) se negó a convertir sus medios en macristas y/u oficialista. A partir de allí se inicia la persecución con espionajes ilegales y todo tipo de maniobras judiciales y políticas.

Inclusive se encarceló a los empresarios del grupo, Cristóbal López y Fabián De Sousa, que tras las rejas fueron sometidos a más espionajes ilegales (en el penal de Ezeiza).

El expediente en manos de la jueza Servini analiza las gestiones efectuadas por Fabián Rodríguez Simón para dar forma y ejecución a esa persecución mediática, fiscal y judicial a las empresas del grupo.

Por ello es de vital importancia el analizar las llamadas telefónicas que él mantuvo el dicho período con Alberto Abad (que era el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos). No debe olvidarse que dicho organismo efectuó una denuncia por evasión tributaria en contra de Oil Combustibles (empresa clave en la economía del Grupo Indalo). Esas llamadas continuaron efectuándose con Leandro Cuccioli, cuando sucedió a Abad en el citado cargo.

El mismo informe trata cual fue el rol de la Unidad de Información Financiera (querellante en gran parte de las causas que llevó adelante el macrismo). Las comunicaciones telefónicas comprometen a Rodríguez Simón.

Inclusive mantenía contactos con Ignacio Rosner, que era el potencial comprador de C5N, con sus dueños encarcelados en Ezeiza.

Pero existe un hecho…

Por demás de sugestivo en esta investigación, pues del informe surge que el personaje que operaba dentro de la justicia, por decisión del macrismo, se comunicó 59 veces con… Carlos Rosenkrantz (actual presidente de la Corte Suprema de Justicia) entre 2016 y 2018.

Rosenkrantz intentó ingresar a la Corte ‘por la ventana’. Ahora se descubre que asumido el cargo (en 2016), mantuvo 59 comunicaciones telefónicas con un “asesor informal” (u operador) del presidente Macri. Justamente con ese hombre al que –se dice-, habría sido el “armador” de la escandalosa mesa judicial que digitaba la política judicial macrista.

Estas llamadas se produjeron en el periodo 2016-2018, cuando Rosenkrantz lanzó su gran ofensiva (apoyado por el macrismo) contra Ricardo Lorenzetti dentro de la Corte, pues buscaba transformarse en el titular de dicho cuerpo.

Finalmente Rosenkrantz llega a la presidencia el 11-9-2018, lo que se consideró “un triunfo” macrista, pues él era la persona de confianza, ante un Lorenzetti (del que desconfiaba el mandatario y sus personas de confianza).

Los que conocen los movimientos…

Dentro de la justicia afirman que Rodríguez Simón fue quien asesoró a Macri de manera especial para que efectuara la escandalosa maniobra de nombramiento por decreto de los jueces de la Corte Suprema, Rosenkrantz y Horacio Rosatti.

El tema resultó tal vergonsozo, que el propio Macri debió dar marcha atrás porque sus aliados, los neoliberales y hasta la derecha consideraron que ello era incorrecto. Tras la suspensión de esos ingresos “por la ventana” a la Corte, Macri debió ambos pliegos al Senado.