Lun. 26. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Notas

A 40 AÑOS DE LA HAZAÑA DEL CUBANO TAMAYO

A 40 AÑOS DE LA HAZAÑA DEL CUBANO TAMAYO

CIUDAD DE MÉXICO-MÉXICO  (PrensaMare)  El 18 de septiembre de 1980, Arnaldo Tamayo Méndez entraba en la historia mundial. Como miembro de la misión Soyuz 38, junto al ruso Yuri Romanenko, el militar cubano se convertía en el primer latinoamericano en orbitar la Tierra.

Había nacido el 29 de enero de 1942 en Guantánamo, dentro de una humilde familia afrodescendiente. Siendo huérfano muy joven, un tío se encargó de su crianza y a los 13 años comenzó a trabajar en la mueblería.

Participó en su juventud en manifestaciones contra la dictadura de Fulgencio Batista. Producida la triunfante Revolución Cubana, el 1° de enero de 1959, y con apenas 17 años, se unió al Instituto Técnico Ejército Rebelde. Posteriormente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Completó su entrenamiento como piloto de combate, para lo cual Tamayo Méndez viajó a la Unión Soviética. Fue así que comenzó a hablar ruso y a pilotear los modernos aviones caza MiG-15.

En 1961, estando capacitándose en la Unión Soviética, Yuri Gagarin se transformaba en el primer hombre en observar la Tierra desde el elevado espacio.

Cuando se produjo la llamada crisis de los misiles en Cuba, en octubre de 1962, Tamayo Méndez efectuó vuelos de reconocimiento para interceptar aviones enemigos. En 1971, egresa de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Antonio Maceo Gómez. Para 1976 su foja de servicios lo llevó a ser teniente coronel.

Participa de una selección entre 600 aspirantes, siendo admitido (junto a su compatriota José López) en el programa Intercosmos. El mismo estaba destinado a facilitar el acceso al espacio a las naciones socialistas. Podían participar del mismo, aviadores con amplia experiencia sin accidentes en aviones, manejar el idioma y contar con formación militar.

Es así que los dos cubanos son enviados a la Unión Soviética en 1978 para iniciar un exhaustivo entrenamiento de seis meses.

El 18 de septiembre de 1980, el cubano y el soviético Yuri Romanenko despegaron a bordo del Soyuz 38. Tras dos días de viaje, se acoplaron en órbita con la estación soviética Salyut 6.

Tamayo estuvo en el espacio 8 días, cumpliendo experimentos para la Academia de Ciencias de Cuba en áreas como biología, física, geología, medicina y psicología. El 20 de septiembre de 1980, la Soyuz 38 regresó a la Tierra descendiendo en Kazajistán. Había sido un éxito.