Vie. 14. Ago 2020, Santa Fe - Argentina
Economía

UNA POLÍTICA CON ‘BUENA LECHE’

UNA POLÍTICA CON ‘BUENA LECHE’

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  La producción de leche y la llegada a la mesa de los hogares argentinos no tiene absolutamente nada que ver con la realidad. Porque el precio no tiene relación con los costos de producirla.

Ello se debe a que un pequeño grupo de empresas controlan la comercialización, estableciendo precios bajos para compra en tambos, y precios elevados para las góndolas.

Así, le pagan al productor $ 17 por el litro despachado a pie de tambo. Mientras que el consumidor abona en el supermercado a razón de $ 50 el sachet de un litro (que se eleva a $ 75 si es en envase de cartón).

Ante este desafasaje con productores y consumidores rehenes de quienes monopolizan la comercialización, técnicos del INTA junto a investigadores de la Universidad de Buenos Aires, desarrollaron una ensachetadora con un mecanismo de pasteurización para volúmenes chicos.

De esta forma se busca que surjan envasadores familiares, o agrupados, para romper el poder monopólico de los compradores. De esa forma se podría lograr que los productores ganen más, y a la vez, que bae el precio final de la leche al consumidor.

Se estima que, del productor al consumidor, el precio podría abaratarse en un 35 al 40%.

Desde el gobierno peronista han decidido apostar a esta idea. Por ello, el armado de las máquinas, su instalación y puesta en marcha, va a ser financiado por la secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El ministerio hizo un relevamiento de las familias de productores para las que financiará las máquinas. La fabricación ya fue encargada a una Pyme de Concordia (Entre Ríos). Ya existen 13 pedidos de ensachetadoras (para 6 provincias).

Las recibirán productores del Movimiento de Trabajadores Excluidos, y la Unión de Trabajadores de la Tierra; una escuela agrotécnica y algunas municipalidades (para coordinar con productores locales en un uso compartido). En total, son 96 familias. De esta forma se avanza en el poryecto de producción popular de alimentos que impulsa el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

El plan es que el sachet de leche no viaje más de 5 kilómetros. Frente a ello, está la realidad actual donde la leche llega a viajar… 750 kilómetros. Costos de transportes que debe pagar –si o si- el consumidor.