Mie. 03. Jun 2020, Santa Fe - Argentina
Primera Nacional

Y POR EL FÚTBOL DE ARGENTINA…?

Y POR EL FÚTBOL DE ARGENTINA…?

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Durante semanas y meses dirigentes, opinadores, periodistas ‘de peso’, dirigentes y todo aquél que se le ocurriera decir unas palabras pensando en “los 5 minutos de fama”, afirmó que el fútbol argentino avanzaba hacia “la nueva dirigencia”, enterrando al grondonismo.

Entendiéndose por este término como sinónimo de corrupción, rosca, mafia, delincuencia y lo que se pueda imaginar.

Sin embargo, en pleno 2020, y aprovechando el coronavirus, los nuevos genios que conducen el fútbol nacional han descubierto que deben suspenderse los descensos y crear un torneo con… 30 participantes (¡).

Un hecho que tiene mucho de demagocia y de desorientación a full. Tanto que algunos clubes ya han planteado que ello es una locura pues significará que el ingreso televisivo deba repartirse en más clubes. Lo que significa que cada uno cobrará menos; justo con un ingreso que es clave, fundamental y ‘de vida o muerte’ para más de varios clubes.

Mientras tanto, el coronavirus hace salir a la luz las limitaciones económico-financieras, con clubesque no pueden afrontar sus salarios. Inclusive “ahora” el público se enteró que los futbolistas de Huracán no cobran desde… enero (antes que se planteara la crisis coronavirósica).

Los dirigentes consideran que sin descensos (hasta el 2022), desaparecerá la “presión” y podrán sanear a sus clubes. Una expresión propia de ineptos y de es apoyada por quienes no quieren reconocer la incapacidad dirigencial, y se ilusionan con algún espejito de color.

Quienes van a sanear a los clubes…? Los mismos que los han fundido…? Los mismos que han llevado al fútbol argentino a la actual situación…?

Volviéndose a plantear la posibilidad de eliminar los promedios para el descenso, y que desciendan los que terminan en últimas posiciones. Simultáneamente con ello pretender fijar “límites” o “topes” en los salarios de los jugadores.

Lo que demuestra que la maniobra de algunos dirigentes que apostaron por el ingreso de jugadores sudamericanos “de bajo costo”, para reducir las exigencias de los jugadores argentinos a la hora de discutir salarios, no resultó. Fueron elevando la cantidad de extranjeros en cada plantel, pero al final… a los buenos jugadores (locales o no), se les debe pagar bien.

Esta es la situación real del fútbol argentino, donde a nadie se le ocurre pensar en un proyecto ‘grande’, a nivel nacional e integral. Son los mismos dirigentes que halagan lo que ha hecho Alemania desde hace años. Pero sin embargo, terminaron por hacer del fútbol argentino una copia de la Liga española, decidiendo (tras el fracaso electoral re-eleccionista de Mauricio Macri) por enterrar a la Superliga