Jue. 18. Jul 2019, Santa Fe - Argentina
Europa

ESPAÑA: GANÓ EL SOCIALISMO… (NEOLIBERALES TRANQUILOS)

ESPAÑA: GANÓ EL SOCIALISMO… (NEOLIBERALES TRANQUILOS)

Serenidad en 'los mercados' españoles...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Los medios de comunicación occidentales han titulado que “la izquierda” española se impuso a la derecha en las elecciones generales.

Que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que conduce el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue la fuerza más votada con un 28,7% de los votos. Lo que le permite lograr 123 escaños en el Congreso de los Diputados.

Que Unidas Podemos logró el 14,3% de los votos (con 42 legisladores). De esta forma, sumando ambos resultados, llegan a los 165 escaños (a solo 11 de la mayoría absoluta). Lo que podrían lograr con el apoyo del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y otros grupos pequeños.

De ocurrir esto, los socialistas podrían evitar negociar con las fuerzas soberanistas de Catalunya.

Los principales medios españoles se mostraron alegres con sus titulares que anunciaban la victoria del PSOE.

Ocurre que el socialismo español (al igual que el de toda Europa y el grueso de los países latinoamericanos) es un dócil asociado del neoliberalismo mundial.

Se afirma que el PSOE no acordará con Ciudadanos, que es el mejor representante del establishment del país. Pero ello no exceptúa alos socialistas de ser parte de la sociedad política que desde el Pacto de La Moncloa, impuso a España el neoliberalismo.

En su primer mensaje como futuro presidente del Gobierno, Pedro Sánchez envió una propuesta “de concordia”. Algo que no se condice con la dureza que se le reclama desde la base socialista.

Ocurre que Sánchez construyó su poder con el acompañamiento de los “más débiles” de su partido y sin voces. Pero el sistema político español no quiere ni permitirá “salirse” de la línea que España debe caminar. De allí que el discurso y exigencia de las bases socialistas es de dureza, que Sánchez debe ir “tranquilizando”.

Pablo Iglesias, líder de UP dijo que la suma de votos conseguidos por su fuerza permitía “frenar a la derecha y la extrema derecha y formar un gobierno de coalición de izquierdas”. Mientras que desde Ciudadanos (Cs), Iglesias aseguró que sería una “oposición leal a la constitución, a la economía de mercado”.

Lo cierto es que el Partido Popular (PP), la principal fuerza de la derecha, sufrió una dura derrota. Fue el segundo partido más votado: 16,7% y logró 66 escaños (menos de la mitad que en los comicios anteriores).

El desastroso gobierno de Mariano Rajoy y las acciones tomadas por años llevó al PP a realizar… el peor resultado desde su fundación en 1989.

Ciudadanos fue el tercer partido más votado: 15,8% (57 escaños). La ultraderecha Vox dispondrá de 24 diputados (menos de lo esperado).

El derechista Pablo Casado contó con el invalorable apoyo de José María Aznar (para reemplazar a Mariano Rajoy), pero el resultado fue malo. Su propuesta es la de unir a toda la derecha, de aquí en adelante.

Para los catalanes, Esquerra Republicana de Catalunya fue la fuerza más votada. La izquierda soberanista aportará 15 diputados al Congreso. Segundo fue para el Partido Socialista Catalán (12 legisladores).

En el País Vasco, los partidos soberanistas mejoraron y lograron superar el medio millón de votos (en conjunto).