Mar. 18. Jun 2019, Santa Fe - Argentina
Economía

LOPETEGUI X IGUACEL: NADA DE INOCENTES...

LOPETEGUI X IGUACEL: NADA DE INOCENTES...

Inesperado portazo de un ultra-macrista, cansado de quien... lo sucede

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Ni el mismísimo Día de los Santos Inocentes perdonan las duras internas del macrismo. Tanto que quien el 27 anunció un mega tarifazo para el transporte, el día 28 renunció.

Efectivamente, uno de los hombres ‘todoterreno’ del presidente Mauricio Macri, Javier Iguacel (Secretario de Energía) fue el encargado de informar al país los aumentos (inflacionarios) para la electricidad en el Área Metropolitana. Un aumento en 4 tramos: 26% en febrero, 14% en marzo, 4% en mayo, y otro 4% en agosto.

Fue el encargado de comenzar con la estrategia de “apurando las malas noticias”. Una política electoralista de ajustazos “rápidos” en el transporte, la luz y el gas para 2019; para tratar de mostrar que en los meses venideros no habrá incrementos… Esta 'idea' es sostenida por varios asesores macristas que consideran que con el paso de las semanas la mala noticia se licúa, es aceptada y la gente se olvida.

A su vez, la tarifa social que reciben casi el 30% de los hogares, deberá ser asumido el año venidero por las provincias y de la capital.

Ello significaría un “ahorro” para el Gobierno Nacional de 25.000 millones de pesos anuales. Como si dicho sensacional monto no lo tuviera que afrontar nadie…

Enero, por otra parte, llegará con un incremento del 17% en la boleta de agua. El transporte subirá un 40% (en el primer trimestre); el agua aumentará otro 27% en marzo. El gas se irá arriba en abril, un 35%.

Esa fue la forma en que el gobierno de Cambiemos despidió el año. Y le tocó al ‘todoterreno’ Iguacel realizar el anuncio. Un hombre de plena confianza de Macri, que se sumó al gobierno para cumplir su trabajo sucio en la DNV (Dirección Nacional de Vialidad), en el armado de la denuncia penal (pero principalmente mediáticamente) del ex ministro de Planificación Julio De Vido y del empresario Lázaro Báez.

Un ‘hombre nuevo de la política’, como gusta el presidente presentar a sus colaboradores, que en la DDJJ (declaración jutada) de 2015 declaró un patrimonio de 6 millones de pesos (donde se incluyen en el mismo acciones de YPF, dinero depositado en Uruguay y en el Reino Unido). Hombre que en sus antecedentes cuenta con su participación en empresas off-shores vinculado a Pluspetrol Angola Corporation, con sede en las Islas Caimán).

Llegó a Energía luego de la reforma macrista, donde el área fue rebajada. Allí llevó adelante el rediseño tarifario para hacer caer sobre los ciudadanos “las pérdidas” de las distribuidoras de gas ante la mega- devaluación del peso.

Las disputas de Iguacel con el ministro Nicolás Dujovne no eran ningún secreto; para colmo se enteró que en las últimas semanas, por decisión de Macri, representantes de multinacionales petroleras se seunieron con Dujovne, y no con él… Una clara desautorización o “puenteo”, que le molestó.

Pero además mantenía chispazos con Gustavo Lopetegui que se desempeñaba como asesor presidencial (uno de los pocos con acceso directo, sin tener que ser ‘filtrado’ por ningún otro macrista).

De esta forma se produce el retorno (aunque nunca se fue) de Lopetegui, que fuera secretario de Coordinación de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete; la mano ‘ultraderecha’ del Brujo Marcos Peña.

No ha sido una broma; ni los tarifazos; ni las peleas; ni el portazo; ni la designación del sucesor. No hubro broma alguna en el llamado Día de los Inocentes