Dom. 25. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

LA ESPAÑA REAL Y REAL

LA ESPAÑA REAL Y REAL

Algunas cosas que casi no se conocen en el mundo...

BARCELONA-ESPAÑA  (por Vindi Roa Ruíz)  Se sabe que en muchos países alejados de España existe una idealización de cómo es su vida en este país. Por ello es mejor saber algunas cosillas, en esta España real (por la decadente monarquía) y real (porque su realidad no es la i-realidad que presentan y creen muchos).

En primer lugar digamos que existen muertes de todo tipo, como en cualquier país occidental. La ventaja está en que los medios españoles son menos ‘sangrientos’ que lo que se puede observar de países –por ejemplo- de América.

Sin ir más lejos, en pocas horas se produjeron en diferentes sitios españoles dos muertes, que bien podrían estar relacionadas, con el tipo de vida que nos han instalados las clases dirigenciales tan “occidentales y cristianas”.

En Alcorcón (Madrid), fue asesinada Denisa, de 17 puñaladas. Como sospechosa, la Policía Nacional busca (información hasta el lunes por la noche) a la hija de un guardia civil. Es la novia actual de un joven que antes, fue pareja de Danisa.

Ocurrió el domingo a las 22 horas. Estaba en casa de su novia; hablaba por teléfono, cuando sonó el timbre y fue a abrir la puerta. Allía la apuñalaron. Llevada de urgencia al hospital, los servicios médicos no pudieron hacer nada. La amiga con quien hablaba telefónicamente fue testigo (escuchó su muerte a través del teléfono).

Fue un crimen por celos? Fue un crimen por una relación inter-personal conflictiva? Fue un crimen al azahar? Fue un crimen por encargo? Fue un crimen por violencia de género?

Era una joven que llegó desde Rumania junto a sus padres, y creció en Alcorcón. Supo practicar gimnasia en el Club Magherit. Visitaba a su padre, radicado en Navalcarnero. Era, como tantos jóvenes españoles, de los que ni trabajaba ni estudiaba. Y según su madre, se juntaba con gente con la que ella no estaba de acuerdo ni le gustaba. Ello le generó problemas.

La segunda muerte ha sido la de una señora habitante del barrio de Chamberí. Mujer de 65 años, fallecida el lunes a las 11 de la mañana en el número 1 de la calle Ramiro II, en Madrid.

A esa hora, un agente judicial acompañado de una patrulla de la Policía Municipal golpeó en la puerta del 5º4. Iban con la misión de efectivizar un desahucio por impagos en el alquiler.

La mujer no abrió la puerta; caminó hacia el balcón se arrojó…

Cayó sobre una furgoneta aparcada frente a una peluquería; y de allí hacia la vereda. Seguía viva; intentaron una ayuda, pero fue inútil. Luego llegaron las ambulancias y personal del Samur-Protección Civil. La policía hizo un cordón sobre el sector. Así murió.

Se llamaba Alicia, y hacía cinco años que habitaba en ese departamento; era divorciada y tenía un hijo. Abonaba mensualmente 500 euros al mes a Apartamentos Galileo.

Los memoriosos recuerdan que ya en el país se han producido otros hechos similares.

Este tema es tan grave, que en la capital (como en otros sitios) existe la Plataforma de Afectador por la Hipoteca (PAH).

Dos muertes como tantas, en tantos países del mundo. La de una joven con pocas (o ninguna) expectativa ni futuro; una mujer mayor abandonada por el Estado.

Esta es España, igualita a otros países americanos, aunque con un poco mejor de prensa…