Mie. 14. Nov 2018, Santa Fe - Argentina
África

ETIOPIA: PORQUÉ UNA MUJER ES PRESIDENTA...?

ETIOPIA: PORQUÉ UNA MUJER ES PRESIDENTA...?

Muchos lo consideran un avance. Pero a qué se debe esta elección...?

EL CAIRO-EGIPTO  Etiopía nombró el 25 de octubre a la diplomática Sahlework Zewde, presidenta del país. Es la primera mujer en ocupar la jefatura de Estado etíope y la única actualmente en ese cargo en toda Africa.

La elección fue unánime en una sesión conjunta de las dos cámaras del Parlamento. A jugar el cargo dijo: "Si alguien piensa que hablo mucho sobre mujeres, que espere a escuchar todo lo que tengo que decir… Cuando no hay paz en el país, las madres se sienten frustradas, por lo que tenemos que trabajar a favor de la paz por el bien de nuestras madres".

La mujer era hasta momentos antes, representante especial del secretario general de la ONU, António Guterres, ante la Unión Africana (UA). Sucede al renunciante Mulatu Teshome, que ocupaba desde 2013. El cargo posee un alto valor representativo pero no poderes ejecutivos.

La elección se produjo luego que el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, aprobara la reforma de su gabinete en la que reducía el número de carteras y establecía que la mitad estuvieran ocupadas por mujeres. Sahlework fue directora general de la ONU en sus oficinas en Nairobi hasta que asumió el papel de representante especial ante la UA.

En mayo pasado, en Kenia, conoció al premier Abiy (al mes siguiente que este asumiera el cargo). Esta elección se enmarca dentro de la estrategia de EEUU para el llamado Cueno de Africa. Tras años de guerras, Washington decidió que era hora de la “pacificación”.

La llegada de la mujer al cargo responde a buscar tranquilizar acciones internas del país (particularmente la violencia étnica). Mulatu, el primer ministro y el ministro de Asuntos Exteriores etíopes, Workneh Gebeyehu, pertenecen a la etnia Oromo. Mientras que Sahlework, es Amhara. Una forma de tratar de equilibrar los altos cargos de la política etíope.

Sahlework, siendo diplomática estuvo a acrgo de puestos de responsabilidad, como un proyecto de paz en la República Centroafricana y labores de representación en la Unesco. Fue directora general de Asuntos Africanos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de su país, y embajadora de Etiopía en Francia y Yibuti.