Mie. 20. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Política

CLARÍN Y SU CONOCIDA COSTUMBRE

CLARÍN Y SU CONOCIDA COSTUMBRE

Para aprender lo que no se debe hacer...

SANTA FE-ARGENTINA  El diario de mayor tiraje e influencia del país continúa con su fiel servicio a los intereses que le resultan últiles. Ha sido un fiel defensor y sostenedor del actual gobierno de Mauricio Macri, aunque ‘adaptándose’ a nuevos vientos, en los últimos tiempos ha mostrado noticias e informaciones que durante años anteriores (desde que asumió este gobierno) prefirió ocultar o disfrazar.

La edición del 27 de diciembre es una nueva muestra de cómo no debe hacerse periodismo; aunque esta forma de hacerlo le ha significado al grupo, grandísimos beneficios y ganancias (para qué cambiar…?).

En tapa de dicha edición del jueves, distrae con titulares como: “Carrió cargó muy duro contra Rosatti y persiste la tensión en la Corte”. Un tema que en verdad constituye un bluf para la sociedad argentina, que tiene otros problemas. En realidad lo que busca Clarín es usar lógicas disputas internas en cualquier poder, para apretar, enviar mensajes y sacar ventajas. Y posiciona a una legisladora como supuesta fiscal nacional...

El medio busca fortalecer a una desvariada legisladora; atacar a Horacio Rosatti, para fortalecer a Carlos Rosenkrantz; y ‘avisar’ que tienen el poder para instalar temas y acorralar a políticos/funcionarios/empresarios/etc genuflexos.

También apareció en tapa el titular: “Un hombre de confianza k es el nuevo arrepentido en la causa de los cuadernos”. El medio recurre a continuar dar por cierto (fiel a las políticas goebbelianas…) un burdo invento mediático-judicial.

No debe olvidarse que la política judicial que se ha impuesto para estos temas es: ‘si declara como arrepentido acusando a políticos y funcionarios del gobierno anterior, sale en libertad’. Por el contrario, si no lo hace ‘queda preso como cómplice’. De esta forma, el medio, que en una sociedad democrática debería actuar como desenmascarador e investigador de las extrosiones judiciales, se ha convertido en el importante socio mediático.

Pero no todo termina allí en la edición clarinetista del día 27. Porque aparecen titulares como: “Clarens confesó que recaudó coimas para la campaña presidencial k de 2015” (página 8); “Piden que se revise la excarcelación de Boudou” (p. 8).

Pero aparecen tres artículos sin desperdicios que muestran el amarillismo periodístico de Clarín. En página 12 titula: “En el último año cerca de 120.000 personas dejaron de trabajar en blanco”. Una forma elegante de no decir: “Nuevos 120.000 despedidos” o “120.000 personas son nuevos desocupados”… O acaso "dejaron" de trabajar por propia decisión...?

Más adelante, en página 16, el artículo lleva por título: “El gobierno decidió tomar de la Anses 86.000 millones de pesos”. Toda una ‘bondad’ periodística, pues cuando esta misma acción era llevada adelante por el anterior gobierno peronista, todos los medios del grupo hablaban que se usaba “la plata de los jubilados”, como si ello hubiera constituído un delito…

Nótese que estos dos últimos artículos aparecen en páginas pares (12 y 16), es decir, en sitios que en los medios escritos se consideran de menor importancia y que carecen de importancia para el lector.

Finalmente en una página impar (31), tituló: “La 4x4 que atropelló y mató a un nene debe $ 70 mil por multas e impuestos”. Acaso no existe una clara benevolenza para con la irresponsable conductora y única responsable del lamentable suceso ocurrido en Necochea…? Acaso la muerte la provocó el vehículo que se conducía solo…? Acaso quien debía al Estado era ‘el auto’…? Acaso se busca “informar” de manera neutra, sin afectar el área turística de la gobernadora Maria Eugenia Vidal…?

Clarín, “el gran diario argentino”, como ellos mismos se autocalifican es la mejor forma de aprender cómo no se debe hacer periodismo.