Vie. 06. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

EL CASO DEL CRIMINAL ESPAÑOL CONDENADO A MUERTE

EL CASO DEL CRIMINAL ESPAÑOL CONDENADO A MUERTE

BARCELONA-ESPAÑA  (PrensaMare)  En los pasillos monárquicos están preocupados porque la condena a muerte de un ciudadano español, podría dejar ‘mal parada’ a la clase política del país.

De allí que continúan tratando de negociar con las autoridades de Tailandia, buscando que se revierta la condena que pesa sobre Artur Segarra.

Curre que el Tribunal Supremo de Tailandia ha rechazado el miércoles 20-11-2019, la última apelación del español, condenado a muerte en 2016.

Segarra, de 40 años, es un criminal que en su momento asesinó a su compatriota David Bernat. Se trataba de un consultor –en ese momento de 41 años-, que sufrió de parte de Segarra, el asesinato premeditado, ocultación de cadáver, detención ilegal y robo.

La investigación logró determinar que Segarra tras matar a Bernat, desmembró en al menos seis partes su cuerpo para luego arrojarlo en un río de Bangkok.

La Corte tailandesa…: ratificó la sentencia al considerar que las pruebas presentadas por la policía son suficientes para demostrar su culpabilidad. La única opción que tiene el catalán Segarra (igual que Bernat), para evitar la pena de muerte es que la casa real tailandesa le conceda un perdón real.

Por ello el abogado de Segarra ya anticipó que recurrirán a ese pedido. El plazo para solicitarla es hasta el 20 de enero.

Si se accediera a ese pedido, se le conmutaría la pena capital por la cadena perpetua. Con lo cual el criminal podría eventualmente pedir su extradición y ser trasladado a una cárcel española.

El tribunal tailandés consideró suficientes las pruebas circunstanciales y de ADN presentadas por la policía, así como las imágenes y audios de cámaras de seguridad y el testimonio de varios testigos (entre ellos el de la empleada del hogar y una expareja de Segarra).

El crimen tuvo como objetivo el apropiarse del dinero de la víctima. Un hecho que Segarra programó. Se demostró que Bernat fue secuestrado y extorsionado por Segarra con el objetivo de lograr acceso a sus cuentas bancarias en Singapur. Inclusive se han aportado imágenes de cámaras de seguridad donde el criminal fue grabado, retirando cantidades de dinero de varios cajeros automáticos de Bangkok y los alrededores días después de Bernat desapareciera.

Todo lo acumulado en la causa demuestra que Artur Segarra secuestró a Bernat el 19 de enero de 2016 y le retuvo durante 7 días en el apartamento que tenía alquilado en Bangkok. Allí lo asesinó.

Inclusive las autoridades encontraron rastros de sangre que pertenecían a Bernat en el piso de Segarra, además de grabaciones de cámaras de seguridad donde aparecen los dos entrando en el bloque de apartamentos (y donde la víctima nunca abandonó con vida). Bernat falleció por asfixia entre el 25 y el 27 de enero de ese año.

El cuerpo de la víctima fue descuartizado y depositado en varios tramos del río Chao Phraya. Tras el crimen huyó y fue detenido en Sihanoukville (Camboya) el 7-2-2016.

Las autoridades camboyanas lo entregaron a las tailandesas, y se le impuso la prisión incondicional.

En abril de 2017, un tribunal de primera instancia aceptó las pruebas y condenó al español a la pena de muerte. Un tribunal de apelación mantuvo, en julio de 2018, la pena capital para Segarra al encontrar "infundadas" las alegaciones del condenado.

L'Albi es un pequeño…: municipio de Lleida (Catalunya), donde nació y creció la víctima David Bernat. Él se había marchado joven del pueblo, pero regresaba para visitar a sus padres. Disponía de un inmueble, al que periódicamente seguía acondicionando.

Su muerte causó un gran impacto entre los poco más de 700 vecinos. Ocurrió que siendo tan pocos habitantes, sus padres son muy conocidos, y en cierta manera él también.

La madre regentaba el estanco del pueblo; ahora se ha jubilado. Su marido –padre de David-, fue trabajador de la autopista, y la ayudaba con las cuentas de la tienda. La v´citima tenía una hermana que trabajaba en el extranjero. Tras conocerse el crimen de su hermano decidió volver al pueblo para estar junto a sus padres.

Mientras tanto…: se sabe que la diplomacia española ‘trabaja’ para tratar de impedir la condena a muerte, y que –luego- el condenado pueda establecerse en alguna prisión española. Una gestión que refiere (en los pasillos monárquicos) a ‘estar junto a un español en el exterior’. Lo que significa, tratar de burlar la justicia tailandesa, olvidándose que ella juzgó y condenó a un criminal de… otro español.