Mar. 21. Set 2021, Santa Fe - Argentina
Oceanía

MANIPULACIÓN DE LA UNESCO...?

MANIPULACIÓN DE LA UNESCO...?

PARÍS-FRANCIA  (PrensaMare)  El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco decidió no incluir la Gran Barrera de Coral (de Australia) en la lista de patrimonio mundial en peligro.

El desequilibrio climático en el mundo ha ido provocando que se produjeran temperaturas extremas en el océano Índico. Lo que ha ido provocando una degradación del arrecife, con grandes áreas afectadas, que ha pasado a conocerse como el “blanqueamiento de los corales”.

Frente a estas evidencias comprobadas y denunciadas por ambientalistas, ecologistas, naturalistas, científicos y políticos, la política de los gobernantes australianos ha sido la de ejercer una fortísima presión sobre la Unesco, para evitar que la Gran Barrera de Coral sea incluida en la lista.

Ello en razón que aparecer en ese listado, puede hacer perder su estatus de Patrimonio de la Humanidad.

Ocurre que tal declaración otorga un estatus internacional (por el que existe una importante competencia mundial); genera financiación internacional; y un importante crecimiento a nivel turístico.

La elección se realiza teniendo en cuenta 10 requisitos. Y el dinero que aporta la Unesco, surge del Fondo del Patrimonio Mundial, que es una reserva financiera surgida de aportes obligatorios de todos los Estados Partes de la Convención de Patrimonio Mundial y por otras aportaciones voluntarias.

La Gran Barrera de Coral (o Gran Barrera o Gran Barrera de Arrecifes o Great Barrier Reef) es el mayor arrecife de coral del mundo; situado frente a la costa de Queensland al nordeste de Australia. Se extiende por 2.600 kilómetros. Posee una vasta diversidad biológica, muy popular para el submarinismo. Importante turísticamente, en forma diaria salen barcos desde la costa de Queensland (como Cairns y Townsville).

Es una acumulación milenaria de esqueletos de colonias de corales. Una gran zona del arrecife está protegida por el Parque Marino de la Gran Barrera de Coral. Ella fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.