Vie. 06. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Notas

PERIODISTA SUECA… O GOLPISTA INTERNACIONAL…?

PERIODISTA SUECA… O GOLPISTA INTERNACIONAL…?

La verdad en pocas palabras...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Recientemente el mundo tomó cuenta que una periodista sueca había sido impedida de ingresar a Venezuela. Inmediatamente su nombre y apellido se instaló en todos los medios de comunicación occidentales, que la victimizaron y mostraron el suceso como un “nuevo ataque a la libertad de información”.

El paso de los días ha permitió ir descubriendo quién es esta “periodista”, y anoticiarse que se ha tratado de toda una nueva maniobra mediática mundial, en contra del gobierno venezolano.

Para informar “al mundo”, en Twitter la protagonista escribió: “Estoy siendo deportada sin causa”.

De esa forma, Annika Rothstein –de ella se trata-, avisaba su “expulsión” en un aeropuerto venezolano, impidiéndole ingresar al país. Se marchaba -hacia París- en el mismo avión de Air France con el que había arribado al aeropuerto Internacional de Maiquetía (afueras de Caracas).

Tras ese mensaje suyo victimizándose, la “prensa libre” del mundo, difundió el suceso, que contó con un inmediato apoyo de Ong, fundaciones, opinólogos, políticos derechistas, neoliberales y la prensa antichavista.

Sin embargo fue el propio canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, quien informó que los periodistas deben acreditarse antes de llegar suelo venezolano como en todos los países del mundo. Y que Rothsteín (a sabiendas de esa exigencia) no lo había hecho.

Agregando el funcionario: “Contamos en el país con más de 50 corresponsalías cuyo personal se ha acreditado debitamente”. Con lo que quedó en evidencia que la seudo-periodista no se acreditó para generar un conflicto. No respetó las leyes venezolanas, como sí lo han hecho unos 50 periodistas llegados al país.

El mundo tomó noticias en pocas horas de un “ataque de Venezuela a la prensa libre”, y que “Venezuela deporta a periodista que denunció a colectivos chavistas”

El suceso creado por la irresponsabilidad de Rothstein ocurrió en los días previos al 23 de febrero, fecha en el que EEUU organizó la operación a gran escala desde Cúcuta (Colombia), para ingresar “ayuda humanitaria” por la fuerza a Venezuela (sin aprobación del gobierno venezolano).

Rothstein fue una de las más importantes y activas ‘operadoras’ en favor de la operación del antichavismo que lideraba Juan Guaidó. No era casual su cercanía con dicho político golpista como con el diputado Renzo Pietro.

Dos días antes de intentar ingresar a Venezuela (en su segundo viaje), tomó parte del evento: “Venezuela, Hezbollah e Irán”, junto a la representante de Guaidó en el Reino Unido, Vanessa Neumann. Esta última ha trabajado para los estadounidenses Departamento de Defensa y el Departamento de Estado…

Dicho evento en suelo británico, fue organizado con el apoyo del Instituto sobre Medio Oriente (que es solventado por las petroleras Chevron y Exxon Mobil, la Fundación Rockefeller y Carnegie Corporation)…

También Rothstein tomó parte de una marcha de oposición en Venezuela, habiendo quedado registrada de ello en un video (pese a ser “periodista” y extranjera)…

Con lo cual ella viola toda la legislación venezolana (y de cualquier país del mundo), al tomar parte activa, entrometiéndose en los asuntos internos de un país, cuado era una… visitante. Situaciones similares en EEUU, Inglaterra, China, Alemania o Rusia han generado la inmediata expulsión de los violadores a dicha norma.

Inclusive en Venezuela, el 27 de febrero tomó parte activa con una declaración política en una sesión de la Asamblea Nacional...

Inclusive unos días antes de ello (el 10 de febrero), escribió: “Siento odio genuino por este régimen y los que ayudaron a construir un mito que ahora está matando lentamente a estos niños. Porque esto es genocidio, y nada más. Decenas de miles de niños mueren en nombre del socialismo y nadie se molestó a llorar en sus tumbas su nombre”

Pero no todo termina allí. Porque Annika Rothstein es colaboradora de los medios Israel Hayom, The Jerusalem Post, RicochetWashington Examiner. Siendo necesario citar que Israel Hayom es un medio cercanísimo de la administración de Donald Trump.

El Israel Hayom es un diario creado por el multimillonario Sheldon Adelson para respaldar a Benjamin Netanyahu y sus políticas ultraderechistas y racistas. Pero esta incursión (indirecta) de Adelson en la política no es nueva, pues financia al derechista senador estadounidense Marco Rubio, al Consejero de Seguridad Nacional John Bolton, y al secretario de Estado Mike Pompeo. Lo que demuestra la importancia que posee y su injerencia en la política estadounidense…

Rothstein se formó en la Fundación Tikvah, que forma operadores que sirven a la política sionista orientada económicamente al neoliberalismo. Una entidad creada por el multimillonario financiero Sanford C. Bernstein, que es conducida por su socio comercial, Roger Hertog. Una entidad relacionada con el Instituto Manhattan, y financiada por Sheldon Adelson y Paul Singer (propietario del fondo buitre Elliot Management).

Y como para demostrar qué intereses está defendiendo la “periodista” sueca, vale recordar que Elliott Abrams recibe un salario de la Fundación Tikvah; y que John Bolton es integrante de la facultad de la misma fundación…

Annika Rothstein: En verdad es periodista…?