Lun. 18. Mar 2019, Santa Fe - Argentina
Ámerica

PARA QUÉ VAMOS A ESPERAR…

PARA QUÉ VAMOS A ESPERAR…

Trump le anticipó la salida al titular del Pentágono...

NUEVA YORK-EEUU  Los contínuos roces entre el presidente Donald Trump y el secretario de Defensa, James Mattis (foto), terminaron según lo previsto. Con el anuncio del funcionario que se retiraría al finalizar febrero.

Sin embargo, el presidente tomó la iniciativa e informó que se va desde el 1° de enero. Y que lo sucederá –provisionalmente- el actual n° 2, Patrick Shanahan.

De esta forma estará al frente del poderoso Pentágono. Lo que fue anunciado por Trump a través de Twitter y según su forma: “Estoy encantado de anunciar que nuestro muy talentoso subsecretario de Defensa, Patrick Shanahan, asumirá el título de secretario de Defensa interino a partir del 1 de enero de 2019. Patrick acumula una gran lista de logros como subsecretario y previamente en Boeing. ¡El será genial”.

Había llegado a su actual cargo en julio de 2017, y se desempeñó por varios años para el fabricante de aviones estadounidense Boeing.

De esta forma, Trump deja en claro que no le gustó la forma en que Mattis anunció su futura salida (fijando él la fecha…) y a través de una carta que tuvo amplia cobertura mediática. Ocurre que dicha misiva fue un ‘mensaje político’ hacia Trump, en el que trata de citarle ciertos errores.

En el texto reclama que Washington debe “tratar a sus aliados con respecto”, y ser “resuelto e inequívoco” con China y Rusia. Inicialmente, todo indica que Trump leyó sin mucha atención esa renuncia, o necesitó que alguno de sus asesores le “explicara” el contenido político.

Porque en principio, el presidente elogió a Mattis y dijo en Twitter: “El general Mattis fue de gran ayuda para mí a la hora de lograr que los aliados y otros países paguen su parte de obligaciones militares. Un nuevo Secretario de Defensa será nombrado pronto. Agradezco mucho a Jim su servicio”.

Porque leyendo en profundidad el contenido se comprende que Mattis se posicionaba como un “garante” del equilibrio, que evitaba que Trump se fuera a los extremos. No en vano los poderosos e influyentes diarios The Washington Post y The New York Times publicaron el fin de semana editoriales donde criticaban la salida de Mattis.

Entre los antecedentes de Mattis estaba el haber sido despedido por el entonces presidente Barack Obama como jefe del Mando Central del Pentágono (responsable de las operaciones en Medio Oriente). Era un opositor total al acuerdo nuclear con Irán, al que quería tratar “con mano dura”. Inclusive no estuvo de acuerdo con la firma de Obama en el acuerdo cerrardo sobre el tema nuclear.

El designado Shanaham nació en 1962 en el estado de Washington. Para ejercer el cargo en forma permanente (no interino como ha sido designado), el secretario de Defensa debe contra con la confirmación del Senado.