Lun. 14. Oct 2019, Santa Fe - Argentina
Ámerica

GUYANA SE SUMA A LA TRAMA INVASIONISTA

GUYANA SE SUMA A LA TRAMA INVASIONISTA

Peligrosa situación...

CARACAS-VENEZUELA  (Barómetro Internacional, por Juan Martorano)  La divulgación del panfleto de la Bachelet pretende ser utilizado como un punto de inflexión de los nuevos planes contra la Revolución Bolivariana. Se pretende utilizar la institucionalidad de Naciones Unidas (controlada por EEUU) para construir todo un relato y toda una narrativa para justificar una invasión de tipo “humanitaria” contra Venezuela.

Ese elemento ha actuado como disparador de los últimos acontecimientos: Gracias a la activación en las plataformas tecnológicas y redes sociales digitales del comandante y buen amigo, William Ernesto Izarra, hemos podido enterarnos que Guyana, con apoyo del Caricom, ha comenzado a ofrecerse al Comando Sur. Nos sugiere Izarra, y eso lo empezamos hacer a través de este artículo, que hay que agregar en los análisis esta situación. Evidentemente Guyana como país pequeño y humilde no tiene nada.

Siempre se ha pensado, dentro de los escenarios potenciales de conflicto con Venezuela, privilegiar la posición de Colombia. Evidentemente, esto obedece a razones militares, políticas, económicas y culturales. Pero la realidad que hoy nos ocupa, debe plantearnos mirar hacia otras latitudes como en el caso de la República Federativa de Brasil, la República Cooperativa de Guyana o el ABC del Caribe (Aruba, Bonaire y Curazao).

Guyana le dice al tal Craig Faller, almirante y jefe del Comando Sur de EEUU, halcón del imperio y detractor de la Revolución Bolivariana y por ende, obstinado enemigo del gobierno de Nicolás Maduro: “Welcome, este es su territorio para servir de plataforma a las fuerzas invasoras.”

Por eso, gracias a las advertencias del comandante Izarra, Guyana ha conseguido apoyos importantes en el mundo y se ofrece al Comando Sur. En ese sentido, debemos hacer seguimiento y tomar muy en cuenta en los análisis diarios que se puedan hacer en lo sucesivo esta variable en la actual coyuntura. Y como le agrega este entrañable hermano, Guyana de humilde y pequeño no tiene absolutamente nada.

En ese orden de ideas, es que la periodista Pableysa Ostos, corresponsal de El Universal en el estado Bolívar, e independientemente de su condición de mujer (la cual no irrespeto y que mi respuesta será estrictamente política) actuando como mercenaria de la comunicación social en mi país, señaló que hace un par de días, funcionarios del Ejército habrían sostenido un enfrentamiento en el fundo Juan de Dios vía San Marco, en la población de Tumeremo, municipio Sifontes, en el estado Bolívar. En la referida confrontación, según Ostos, habría arrojado el saldo de seis hombres fallecidos y una mujer, procediéndose además a la incautación de una moto; granadas, un fusil AK 103, un revólver, dos pistolas y dos escopetas.

Desde hace un rato largo ya, y varias veces que lo hemos advertido por vías como éstas, el sur del estado Bolívar, y particularmente los que tienen una actividad minera importante como El Callao, Sifontes, Gran Sabana, por sólo mencionar tres, ha sido epicentro de mafias de estas características, incluso de mercenarios del paramilitarismo colombiano (que los medios hegemónicos pretenden catalogar como presencia de fuerzas guerrilleras del ELN), es parte de las acciones contra nuestro país, que fue advertida por este humilde servidor, incluso en la época del Comandante Chávez. Recuerdo que hasta tuve la oportunidad de entregarle al propio presidente de la República en aquel entonces todas las pruebas y la documentación correspondiente sobre el incipiente accionar de esos grupos criminales y su incidencia en lo concerniente a nuestra Seguridad y Defensa de la Nación.

Algunas decisiones se tomaron al respecto, otras no, supongo producto de la enfermedad, posterior fallecimiento del comandante y los poderosos intereses que se tocaban en aquel entonces, muchos de ellos infiltrados dentro del propio partido de gobierno y estructuras jurisdiccionales e institucionales en la referida entidad federal, y las cuales se encuentran prácticamente intactas.

Por ello, mucho cuidado y atención del desarrollo de los acontecimientos en los próximos días, cuidado sino en las próximas horas. Es evidente que se buscan generar las condiciones más proclives para una invasión militar de tipo humanitaria en contra de Venezuela, pero la liebre pretende saltar por donde menos se espera.

Y hay que poner mucha atención con respecto al estado Bolívar, no sólo por ser ésta una entidad fronteriza, sino que es la más extensa del territorio nacional (242.000 kilómetros cuadrados), y por ende, la que pudiera presentar mayores vulnerabilidades, en el marco de las amenazas a nuestra seguridad como Estado- Nación, y de las agresiones multidimensionales y multiformes.

Otra razón más, para que el día de mañana, 13 de julio de 2019, además del rechazo al panfleto de la Bachelet, combatamos sin temor estas nuevas agresiones que pretenden concretar sobre la Patria de Bolívar y de Hugo Chávez (jmartoranoster@gmail.com).