Mar. 14. Jul 2020, Santa Fe - Argentina
Noticias

EL DRAMA DE UNZUÉ

EL DRAMA DE UNZUÉ

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Recientemente en el Auditori 1899 del Camp Nou, Juan Carlos Unzué reunió a familiares, amigos, excompañeros, la actual Junta Directiva de Barcelona, integrantes del actual plantel y a los medios de comunicación.

Lamentablemente no fue para dar una buena noticia, pues anunció: "Solo quería decirles que padezco esclerosis lateral amiotrófica, más conocida como ELA. En mi caso está afectando a mis extremidades, brazos, manos y piernas de forma asimétrica. Al día de hoy es una enfermedad sin tratamiento ni cura, excepto unas pastillas que a la mayoría de pacientes nos ayuda a ralentizar la progresión de la enfermedad".

El exportero Unzué, de 53 años, desempeñó su carrera como jugador entre 1986 y 2003 pasando por Osasuna, Barcelona (conquistó 2 títulos), Sevilla, Tenerife y Oviedo. Tras colgar los guantes, se dedicó a entrenar; fue el preparador de arqueros del Barcelona con distintos técnicos (Frank Rijkaard o Pep Guardiola).

En 2010 decidió iniciar su carrera como DT en Numancia; retornó otro año al Barça y a partir de 2013 fue el segundo entrenador del actual seleccionador español, Luis Enrique (en Celta y luego en Barcelona). En 2017 volvió como primer técnico a Celta y en 2019 entrenó al Girona (abandonándolo en el pasado octubre pasado). Ahora anunció que deja el fútbol para siempre.

"Quizás se preguntarán por qué lo hago público. Tengo dos motivos muy claros. Primero, la mayoría de mis amigos y conocidos a los cuales no he podido confesar cara a cara mi estado de salud por la situación que vivimos y así lo pueden ver en radio o televisión y se pueden quedar mas tranquilos. Les aseguro que lo llevo bien y estoy fuerte mentalmente. Me siento un privilegiado por lo que la vida me dio hasta este momento. Después de estos meses, sé lo que puedo hacer respecto a la ELA y otras enfermedades invisibles. Cualquiera las puede contraer", comentó Unzué.

Agrenado: "El segundo motivo es que, después de percibir la poca visibilidad que se da y los pocos recursos que tiene la ELA en nuestro país, mi objetivo ya no es entrenar a ningún equipo. Voy a firmar por un equipo modesto pero muy comprometido, que es el de los pacientes de ELA. Les quiero informar que somos unos 4.000 en este país, que el mercado de fichajes tiene mucho movimiento, desgraciadamente. Cada día sumamos tres caras nuevas y perdemos a tres compañeros a causa de esta enfermedad".

Entre los que estuvieron en la convocatoria fueron Luis Enrique, Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergio Busquets, Sergi Roberto, el presidente Josep Maria Bartomeu, el entrenador Quique Setién, y Carlos Puyol.

Al no haber una cura, la esperanza de vida del exarquero español puede ser variable: entre tres y cinco años.

"La vida merece la pena, incluso cuando parece que se está derrumbando. Para mí lo esencial es que esta mañana nos hemos despertado todos los que estamos aquí. Aprovecho para enviar mucho ánimo y mucha fuerza a todas las personas que han perdido a un ser querido estos meses. Nos ha dejado ver la fuerza que tenemos como sociedad si vamos juntos. Es el momento perfecto para hacer un equipo sólido, para que los que nos sintamos más débiles nos sintamos apoyados por los más fuertes", comentó Unzúe.

Finalmente le dedicó un párrafo a la –tan cuestionada- clase política española: "Hay mucha más gente que tiene problemas de todo tipo, por esta razón entiendo que con más motivo nos tiene que salir el sentido de la empatía. Primero hacia nosotros mismos y luego hacia los demás. Para esto es imprescindible que los referentes políticos prediquen con el buen ejemplo, y no lo están haciendo. Deberían ser referentes por crear una idea colectiva que nos ayude a salir de esta difícil situación económica y social que tenemos".