Vie. 20. May 2022, Santa Fe - Argentina
Política

JUNTOS POR EL CAMBIO + FMI: EL DESASTRE PARA ARGENTINA

JUNTOS POR EL CAMBIO + FMI: EL DESASTRE PARA ARGENTINA

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Que Mauricio Macri le haya abierto la puerta nuevamente el FMI, no fue casual. Que todo Juntos por el Cambio se callara ante ello, no fue casual. Que la clase social que se benefició con la llegada del crédito del FMI y la fuga de capitales, haya sido la clase que gobernó entre 2015-2019, no fue casual.

Que ahora, cuando el gobierno de Alberto Fernández negocia y trata de conseguir el acuerdo “menos malo” con el FMI, éste y Juntos por el Cambio esté del mismo lado, tampoco es casual.

Lo grave de todo ello es que en el gobierno nacional parecerían no darse cuenta de esa alianza.

Porque el Fondo Monetario Internacional y Juntos por el Cambio están del mismo lado. Lo estuvieron antes del crédito; lo estuvieron durante los últimos meses de Macri como mandatario; y lo están ahora.

Seamos claros: este gravísimo problema que afronta el país fue generado por Macri y el FMI en sociedad. Sin embargo, ahora son los que imponen el discurso, las exigencias y las condiciones para el gobierno.

El país fue dejado en default por Macri con una deuda con el FMI impagable. Macri y el FMI generaron la deuda sin que pasara por el Congreso. Ahora los responsables exigen ajustes y quita de retenciones a las exportaciones agroganaderas.

Desde Juntos por el Cambio dicen que "Podemos acompañar un acuerdo con el FMI si es razonable" (Patricia Bullrich). Simultáneamente con ello, el derechista diputado del PRO, Luciano Laspina, se quejó de la presión fiscal y presentaron una iniciativa para bajar el tributo a los Bienes Personales (lo que ya había hecho dicho partido al gobernar entre 2015-2019).

El diputado del mismo sector político, Gerardo Milman respaldo el proyecto argumentando que "Se logrará beneficiar especialmente a la clase media baja aumentando el mínimo no imponible a 10 millones de pesos".

Lo cual constituye una gran mentira porque la clase media baja que se encuadra en el monotributo, está lejos del patrimonio que se requiere para pagar Bienes Personales. Éste en la actualidad solo alcanza a los 500.000 contribuyentes de mayor riqueza del país.

Lo cierto es que del crédito recibido por Mauricio Macri, de 45.000 millones de dólares, no quedó nada. Las divisas se las llevaron los especuladores financieros arribados en 2016 y 2017 atraídos por las altas tasas de interés.

El FMI avaló aquel proceso y no puso ningún reparo para entregar el dinero; fue cómplice de la maniobra. Se sabe que ese ‘plan económico’ fue diseñado por Nicolás Dujovne y Federico Sturzenegger, de acuerdo con el FMI.

Ahora ambos sectores (Juntos por el Cambio y el FMI) le exigen al gobierno de Alberto Fernández un severo ajuste fiscal y monetario, más tarifazos de servicios públicos y rebaja de impuestos a sectores concentrados.

Desde el FMI al otorgar el préstamo argumentaron que reactivarían la economía y habría un crecimiento del 2,8% del PBI en 2019. Lejos de ello, se produjo una contracción del PIB del -1,3% y la actividad cayó el -2,3% (el ‘error’ fondomonetarista fue del... 5,1%).

Inclusive el FMI pronosticó que la deuda pública total como porcentaje del PIB para 2019 sería del 50,6%. También se ‘equivocó’: fue del 88,1%...

En cuanto al tema inflación que tanto preocupaba al FMI, su proyección para el 2019 sería menor al 30%; y que para el 2020 rondaría el 12%. El 2019 cerró con el 53,8% (fue superior a la del 2021 –del 50,9%- en plena pandemia).

En su ilusión y ‘dibujado de los números’, el FMI estimaba que el nivel de reservas para 2019, llegaría a 75.000 millones de dólares y creciendo. Pero ellas no llegaron a superar los 44.800 millones de dólares.

Está claro que el organismo sistemáticamente erró todas sus proyecciones. Lo que resulta sospechoso, y hace pensar que –en verdad- fueron todas mentiras, confiados en que Macri sería re-electo en 2019 y continuarían con la fiesta financiera.

Bueno, ahora los mismos responsables de esa fiesta son lo que buscan imponer las condiciones para un acuerdo.