Mar. 25. Jun 2019, Santa Fe - Argentina
Argentina

RIVER - BOCA, Y LA LAMENTABLE CONMEBOL

RIVER - BOCA, Y LA LAMENTABLE CONMEBOL

Sin comentarios...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  River Plate y Boca Juniors debía jugar la revancha de la final de la Copa Libertadores. Todo programado, pero agresiones e incidentes obligaron a la suspensión. Así lo decidió la Conmebol, que trasladó el juego –inicialmente- para la hora 18; más tarde para las 19.
Luego, Daniel Angelici (presidente boquense), su par de River, Rodolfo D´Onofrio, y el titular de la Conmebol, Alejandro Domínguez, mantuvieron reuniones, donde el primero pidió la suspensión del encuentro.
Luego se reprogramó para las 19 y 15. Para la Conmebol, “el circo debe seguir”. La misma entidad que 3 años atrás suspendió un partido similar por el uso de gas pimienta por parte de un delincuente embanderado en Boca Juniors, ahora hace caso omiso a una situación mucho más grave.
Cuando el plantel de Boca ingresó al “área riverplatense” (cerca del Estadio Liberti), comenzó a ser agredido a pedradas por simpatiantes riverplatenses. No fue un hecho aislado, sino que tomaron parte innumerables hinchas. Fue así que se rompieron ventanillas del ómnibus. De resultas de los vandálicos ataques, los futbolistas Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo fueron trasladados desde el estadio hasta un hospital.
La policía actúo después de la agresión, lanzando gases lacrimógenos, que terminaron afectando a los futbolistas. No existió prevención.

El chofer del micro también debió ser atendido de urgencia. El ómnibus había salido a las 14, desde el Hotel Madero. En el micro, además de los jugadores y el cuerpo técnico, viajaba Daniel Angelici. El gas fue lanzado por la policía para dispersar a los agresores.
La responsabilidad (o irresponsabilidad?) del opretaivo de seguridad estuvo a cargo del ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo.
Ah... el partido se pasó para el domingo a las 17...