Mar. 17. Set 2019, Santa Fe - Argentina
África

FALLA GOLPE DE ESTADO EN ETIOPIA

FALLA GOLPE DE ESTADO EN ETIOPIA

Reina la inestabilidad...

EL CAIRO-EGIPTO  (PrensaMare)  Un intento de golpe de Estado fracasó en Etiopia. El mismo comenzó en la región de Amhara y terminó con la vida del jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Seare Mekonnen, y el presidente de esa región, Ambachew Mekonnen.

Luego de algunos enfrentamientos, el gobierno garantizó el absoluto control de la situación. El cabecilla del golpe sería el general de brigada Asaminew Tsige. Este militar en 2009 intentó derrocar al primer ministro, Meles Zenawi, por lo que fue apresado, juzgado y condenado a cadena perpetua. En el 2018 dicha pena fue perdonada por el primer ministro Abiy Ahmed Ali.

La mayoría de las personas involucradas en el ataque habían sido arrestadas. En la operación golpista –iniciada en la turística ciudad de Bahir Dar-, Mekonnen fue asesinado en su residencia por sus propios guardaespaldas.

En la capital del país, las fuerzas especiales protegían la oficina del primer ministro, y patrullaban las clalles con soldados y la policía. La situación evidencia la profundidad de la crisis política en Etiopía.

Etiopía es el segundo país más poblado del continente con un centenar de millones de habitantes. Posee una economía dinámica en el este africano, pero reina la pobreza.

Los amharas constituyen en Etiopía el segundo grupo étnico, luego de los oromos. Ambos grupos estuvieron a la cabeza de las manifestaciones que causaron la caída del exprimer ministro Hailemariam Desalegn. Su sucesor, Abiy (oromo), llegó al poder en abril de 2018, y ha impulsado liberalizar la economía y a garantizar la paz con la vecina Eritrea (tras 20 años de conflictos).

Las reformas en el control de las tierras, y el reparto de poder más equilibrado entre las 9 regiones autónomas del país, generaron tensiones entre grupos étnicos etíopes, con fuerte violencia.

Un dato de importancia y que muestra la gravedad de la situación es que Etiopía, fue en 2018, el país con más nuevos desplazados internos en el mundo, más de dos millones, a causa de la violencia intercomunitaria (existen alrededor de 80 pueblos originarios).