Dom. 05. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Editorial

PEROTTI, OPOSICIÓN Y LOS TIEMPOS

PEROTTI, OPOSICIÓN Y LOS TIEMPOS

SANTA FE-ARGENTINA  (Editorial PrensaMare)  El gobierno provincial de Omar Perotti ya transita su cuarto mes de gestión. Se encuentra –todavía- en etapa de observación y credibilidad.

Pero los tiempos se le han acortado de manera rapidísima. Porque arrfancó mal, al elegir funcionarios que han tenido gestión (lo que priorizó el gobernador al momento de elegir sus colaboradores), eligiendo a obeidistas y reutemanistas. Lo que le asegura irresolución, puertas cerradas, sectarismo y aislamiento…

Es cierto que el Estado que le dejaron los 12 años de socialistas y radicales es lamentable. Pero a los santafesinos no les importa ello, sino que se le den soluciones (no olvidemos que los sectores medios son especialistas en no tener memoria…). En ese sentido, el gobernador comenzó tocándole los bolsillos a los empleados públicos, y siguió con erróneas propuestas de recomposiciones salariales para los empleados. Conclusión: los 12 años de fiesta socialista-radical (la “herencia recibida”) deben ser asumidos y afrontados por Perotti, no para quejarse o afectar a los diferentes sectores sociales santafesinos.

Si lo recibido no es lo que esperaba y tiene sospecha, debe informar y recurrir a la justicia. Si no lo hace y si cierra la boca, recibiendo a “libro cerrado”, no debe quejarse, sino gobernar.

Dentro de este presente, el decidir enfrentar la problemática de la seguridad, su silencio lo llevará a un acorralamiento. Es loable y valeroso pretender enfrentar al narcoEstado que se ha construido en la última década. Pero si no se habla con claridad a la sociedad, se corre el riesgo de terminar siendo una víctima.

Los delincuentes y criminales que se han ido fortaleciendo en los últimos años, demostrando un preocupandte poder político, económico, militar y judicial (), no se combate solamente con decisiones políticas, sino también con el uso de la comunicación.

Se le debe hablar claro a la sociedad. Este tratar de hacerle perder poder y retroceder a las bandas narcos no es sencillo ni fácil. Tanto es así que ante la decisión de Perotti, se han incrementado las muertes en Rosario y Santa Fe (salieron a “tirarle muertos”).

Pero no solo ello, sino que desde los importantes medios (que han sido cómplices del socialismo-radicalismo por más de una década, a cambio de importantes pautas publicitarias) se ataca al nuevo gobierno. Desde las redes sociales y los mismos medios se alientan “marchas”. Aparecen analistas, especialistas, opositores, gente de la justicia y hasta de la misma fuerza policial que se quejan de la política del gobierno.

Y como si fuera poco, “misteriosamente” se produjeron incendios en la zona de la Ruta 168, de acceso a la ciudad de Santa Fe, que provocaron alerta de vecinos y movilización de policía y dotaciones de bomberos.

Estos hechos –quedó demostrado- fueron intencionales. Se quemaron pajonales, que –en una zona de vientos-, permitió que el fuego fuera avanzando y alertara y preocupara a vecinos del Barrio El Pozo.

Un hecho gravísimo, donde no se informa a la sociedad (ni desde el gobierno ni desde los medios), cuando popularmente se habla de la participación de individuos incendiarios ligados a un centenariopartido político…

Todos ellos perteneciente al mismo grupúsculo delictivo que años atrás (previo a las elecciones internas provinciales de dicho partido), incendiaron el campo sembrado de un reconocido dirigente…

Nada es casual. Todo es causal. Si Perotti silencia, se equivoca. La realidad se lo llevará puesto mucho antes de lo que él (no) imagina.