Lun. 01. Mar 2021, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL CORONAVIRUS Y LOS EXALTADORES DE LA MUERTE

EL CORONAVIRUS Y LOS EXALTADORES DE LA MUERTE

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici)  La pandemia del coronavirus –como ya hemos dicho en otras oportunidades- va dejando al descubierto acciones individuales; esperables por cierto.

Quienes ha sido egoístas, antisolidarios y oportunistas en sus acciones ante de la aparición del Covid-19, lo han continuado siendo luego de su aparición.

Porque no existen milagros ni soluciones mágicas. Quienes piensen que, tras esta situación, “el mundo cambiará” evidentemente son demasiado optimistas y desconocen mínimamente cómo funcionamos los seres humanos.

No es casual que los ‘líderes’ del aliento contra los controles, los anti-cuarentena, los opositores a las medidas de distanciamientos sean todos antisolidarios, oportunistas, egoístas, neoliberales y capitalistas (aunque también se suman algunos que se califican de ´progres’…).

Ellos son coherentes. Tienen otros intereses; otros objetivos; otras ambiciones.

Es necesario dar nombres y apellidos a nivel internacional, regional, y locales…? No; todo está demasiado claro. Es más: lo demuestran numéricamente la cantidad de contagiados y de muertes

Ellos pueden decir a los cuatro vientos y con total “orgullo”: Nuestras ideas las sostenemos con muertos Quien les va a negar que tienen razón.

Tiempo atrás, en Argentina Raúl Timerman, del que se dice que es ‘consultor político’, le preguntó a una tal Silvia Mercado (publicista del opositor macrismo) si “¿Los cansados, estresados, aburridos y angustiados por la cuarentena, se sentirían más aliviados si en lugar de 1000 muertos tuviéramos 20…?”, y la respuesta fue lógica y esperada.

La tal Mercado respondió: “La verdad que si. Encontraríamos más sentido a las restricciones. Así, es muy difícil”.

Una expresión que posiblemente a alguien le parecería sacada de alguna ficción televisiva. Pero no; la dio una argentina opuesta a la cuarentena; defensora de la gestión de Mauricio Macri (2015-2019), que impuso el hambre y la muerte a miles de ciudadanos de todas las edades durante su gestión. Que ajustó, desvalorizó, quitó programas y presupuestos, transformando al Ministerio de Salud en una… Secretaría (¡).

Por lo cual no es casual la expresión de esta tal Mercado; es coherente. Defiende la muerte (de los otros, lógicamente).

También alguien diría que a estos lamentables personajes no les alcanza con ver lo ocurrido en EEUU, Brasil, Chile, Italia, España, Francia, Suecia… Pero son coherentes; idiológicamente son lo mismo y tras abandonar la salud en sus países, sus clases dirigenciales y gobernantes ahora deben cargar con cientos de miles de muertos.

Esta tal Mercado –al parecer- solo es “convencida” con la observancia de muertes (de otros); pero llamativamente, siendo una publicita –al parecer- se encuentra dentro de un frasco, porque no ha ‘visto’ los muertos de esos países que su jefe ideológico y ella no ven (¿?). Acaso no acceden a la televisión, los diarios e internet…?

Pero… es casual este pensamiento? No; en absoluto. Es total coherencia. Esta señora es simplemente una emergente de tantos ciudadanos argentinos que se motorizan con la muerte (de los otros). Las que no les importan; las que alientan; las que “defienden” con sus acciones y reclamos.

Frente a estos exaltadores de la muerte, existen (existimos) muchos otros que exaltamos la vida. La vida de los que se han salvado gracias a la cuarentena, y de los que se seguirán salvando.