Dom. 15. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Editorial

EL ESCANDALOSO DECRETO DE MACRI

EL ESCANDALOSO DECRETO DE MACRI

Nunca -en democracia- se observó algo parecido...

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici)  Los memoriosos recordamos la temible y delictiva “conarepa” ("comisión nacional de responsabilidad patrimonial"). Un organismo creado por la dictadura cívico-militar (1976-1983) para quitarle bienes a quien quisiera; fuera por supuestas relaciones con “los corruptos y subversivos” (como se decía en esos años) o a quienes querían desapoderarlos y apropiarse.

Un hecho sin precedentes en democracia. El de la dictadura perjudicó infinidad de personas, para que se beneficiaran grupos económicos; pero además, le significó una sensacional pérdida al Estado a causa de los juicios que muchos le iniciaron al con posterioridad.

Ahora, el presidente Mauricio Macri firmó un DNU (Decreto de Necesidad y Urgencia) arrogándose las mismas facultades dictatoriales, por fuera de la justicia.

Estableció la llamada ley de extinción de dominio, para permitirle al Estado la incautación rápida de bienes privados conseguidos por vía delictiva. El hecho es que esa apropiación se realizará… antes que la justicia falle (¡).

Este increíble sistema fue presentado de manera solemne desde la mismísima Casa Rosada, donde el mandatario justificó que “los argentinos ya esperamos demasiado, la Justicia necesita este mecanismo ya mismo". Ello en razón que el Congreso no aprueba una ley como él quiere.

El hecho constituye una aberraciópn por donde se lo analice, excepto que Macri lo usa electoralmente porque están lanzado en su reelección, y sus asesores consideran que ‘el tema rinde’.

Que Macri hable de “corrupción” suena irónico y hasta cómico, si se tiene en cuenta que pertenece a una familia que al instaurarse la dictadura poseía 7 empresas, y que al final de la misma ya poseía… 56.

El DNU sobre la extinción de dominio (que entra en vigor de forma automática pero requiere de la aprobación de las cámaras, para no “caerese”) se dirige, al narcotráfico, la corrupción y el blanqueo de dinero (la familia Macri posee 600 millones de pesos en el exterior sin poder justificar su origen o procedencia…), pero especialmente a las causas que le han abierto a la expresidenta Cristina Fernández y a varios de sus funcionarios.

"Está claro que los argentinos hacemos un esfuerzo muy grande para sacar el país adelante, y no puede ser que algunos vivos, a costa de este esfuerzo, cometan delitos que no podemos permitir más", dijo Macri. Su discurso, como era de esperar fue televisado.

"Estamos hablando de dinero pero también de casas, campos, barcos, autos y hasta obras de arte que se pueden subastar y destinar a políticas públicas para que los argentinos podamos terminar con los problemas que arrastramos hace décadas… Hoy la justicia penal tiene elementos para recuperar esos bienes, pero son muy lentos. El régimen de extinción de dominio es un paso adelante para que la Justicia pueda, además de condenar a los responsables del delito, avanzar más rápido en la recuperación de esos bienes".

Llamativa la urgencia de Macri para que se resuelvan las causas, cuando él mismo llegó a la presidencia estando involucrado en más de doscientas (200) causas judiciales, que nunca avanzaron…

Mediante este sistema anticonstitucional, se puede abrir una vía civil para la recuperación de bienes (paralela al proceso penal). Solo necesitará de una sentencia firme de un tribunal penal de primera instancia. Ello permitirá apropiarse de bienes sin existir sentencia (y condena) de un tribunal superior.

Con lo cual la persona perjudicada (por la pérdida de sus bienes) podrá reclamarle al Estado, lo que es hipotecar al mismo a largo plazo.

En otras palabras y de manera más sencilla: Macri podrá aplicar sanciones antes de una condena firme. Y además, con una retroactividad de hasta 15 años… Otro hecho anticonstitucional.

En esta acción, se invertirá la carga de la prueba y será independiente del proceso penal. No será la justicia quien demuestre que los bienes se obtuvieron de forma ilegal, sino que será el acusado quien deberá demostrar la legalidad de su patrimonio (¡).

No quedan dudas que Macri apuesta en el año electoral a ahondar diferencias en la sociedad argentina, y a que los medios hegemónicos que lo respaldan construyan un verdadero circo mediático que –seguramente- tendrá como principalísimos protagonistas a Cristina Fernández y a quienes fueron sus colaboradores.

Un 2019 con odio y circo; porque el pan cada vez está más ausente.