Lun. 26. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

TURQUÍA Y EL DOBLE JUEGO DE EEUU

TURQUÍA Y EL DOBLE JUEGO DE EEUU

Pobre mundo...

MILANO-ITALIA  (por Alessio Maturo, PrensaMare)  Turquía es un portaviones gigante, donde EEUU y la OTAN disponen de importantes bases militares.

Pero los turcos, en Recep Tayyip Erdogan a la cabeza tratan de hacer su propio juego. Son incondicionales de Washington, pero a la vez aprovechane esa relación para tratar de avanzar en su proyecto geopolítico de construir La Gran Turquía.

Ello es nada más y nada menos, que una potencia regional. Para lo cual debe avanzar sobre países árabes. Ello genera problemas con Irán, y a la vez una amistad / desconfianza con Israel.

En la criminal operatoria que por años occidente (con EEUU, Europa y sus aliados) llevaron adelante contra Siria, Turquía se dedicó a ‘aprovechar’ y buscar debibilitar a Siria y a sus enemigos lor kurdos.

Pero además, por la fontera turco-siria ingresaban pertrechos, vehículos, y lo que fuera necesario para alimentar a diferentes bandas terroristas funcionales a occidente. Inclusive por ese sitio transitaban tranquilamente (para ingresar o salir) mercenarios y terroristas.

Lo cierto es que Siria, con la ayuda de Rusia y de Irán logró revertir la situación y sigue avanzando en la expulsión y derrota de los terroristas amigos de occidente. En el norte sirio estaban desplegados miles de soldados de EEUU, que de la noche a la mañana fueron sacados por decisión de Donald Trump.

No fue porque le interesara pacificar la región, o atendiendo a una cuestión humanitaria para con los sirios o con los propios soldados invasores estadounidenses.

Fue para permitir que Turquía avanzara con tropas, blindados, y tanques sobre decenas de poblados y aldeas sirias. Una invasión ‘autorizada’, y con la tranquilidad de no encontrase con soldados de EEUU.

Tras ello, aparecieron desde el mismo gobierno de EEUU diciendo que no apoyaban el accionar turco (¿?).

Inclusive el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Estado Mike Pompeo viajaron el 16 a Turquía. Lo hicieron mientras continuaba la ofensiva turca sobre áreas controladas por los kurdos.

Pretenden que Erdogan detenga la campaña militar. Sin embargo éste –antes de reunirse con los importantes visitantes-, declaró que no declararía un alto el fuego; y puso en duda si los recibiría (¡).

Y tiene programada una visita a Moscú para reunirse con el presidente ruso, Vladimir Putin. Se sabe que existen numerosos muertos civiles sirios; que también murieron el reportero sirio kurdo Mohammed Hussein Rasho y el reportero sirio kurdo Saad Ahmed. Las organizaciones de ayuda humanitaria son forzadas a suspender sus operaciones. Ya son 150.000 los habitantes desplazados de la región.

Está visto que Washington sigue haciendo su juego; un macabro doble juego, donde lo que le interesa –en definitiva- es que otros hagan el trabajo sucio.

Ya lo ha hecho antes con Arabia Saudí “permitiéndole” organizar una alianza aliada’ e invadir Yemen. Ahora busca que Turquía genere una zona de conflicto permanente; que la inestabilidad sea la reinante.

Mientras esto sucede, el líder turco ha amenazado y extorsionado a Europa (que le ha cuestionado la invasión, después de haberle estado vendiendo armas por años…). Erdogan le ha dicho a los dirigentes europeos que está en condiciones de abrirles la puerta a cientos de miles de refugiados que tiene en su país, para que se vayan a Europa.

No es una película de bajo coste de Hoollywood; es el mundo en manos de de irracionales.