Dom. 15. Set 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

RYANAIR SE PREPARA PARA EL BREXIT

RYANAIR SE PREPARA PARA EL BREXIT

La salida británica de la Unión Europea hace que sean precavidos...

PARIS-FRANCIA  La aérea Ryanair decidió “blindarse” se sus socios británicos, y si no existe acuerdo, los accionistas británicos perderán sus derechos de voto y sólo podrán vender a inversores comunitarios.

La decisión ha causado sorpresa, cuando faltan menos de seis meses para que se efectivice o concrete el brexit, que es el divorcio” del Reino Unido y la Unión Europea. La situación tiene a las aerolíneas en situación de inestabilidad, y ninguna quiere perder tiempo.

Ryanair lleva varios meses alertando que una ruptura sin acuerdo sería pésimo para el sector. En la firma existe urgencia por “cubrirse” o prepararase para lo peor. Por ello desean que Bruselas y Londres firmen un acuerdo de transición que durante 21 meses (de marzo de 2019 a diciembre de 2020). Con ello podrían operar con normalidad y adaptarse al nuevo escenario; pero el tiempo pasa y siguen sin aparecer soluciones.

Ante ello, la aerolínea ha avisado a sus accionistas: los que no sean miembros de la UE, perderán sus derechos de voto, aunque sean del Reino Unido. El objetivo es garantizar que la aerolínea siga cumpliendo con la normativa comunitaria que establece que más de la mitad de la compañía debe estar en manos de inversores de la UE.

Tras el Brexit, los accionistas del Reino Unido pueden convertirse en ciudadanos no comunitarios y esto puede hacer que Ryanair (durante un tiempo) quede mayoritariamente en propiedad y control de inversores no comunitarios. En ese caso, la licencia de aerolínea otorgada por la UE podría estar en riesgo.

Si hay un Brexit sin acuerdo, los británicos no podrán comprar títulos ordinarios de Ryanair, aunque sí ADR; ni tampoco convertir sus acciones ordinarias en estos títulos (que también se quedarán sin derecho de voto hasta que Ryanair recupere el control europeo de la compañía).

En la misma línea que Ryanair, el holding IAG, también ha puesto límites a la titularidad de las acciones para preservar sus derechos de tráfico. La matriz de Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus llevará un registro de los accionistas que no sean comunitarios y de los británicos. Y estableció un límite al capital no comunitario (nunca inferior al 40%), y podrá forzar que los inversores británicos vendan sus acciones para reducir su peso en el capital.

Las compañías más expuestas al Brexit sin acuerdo son: British Airways, easyJet, Thomas Cook Airlines y Ryanair. Existe el riesgo que puedan perder autorizaciones para volar en Europa. Además de Ryanair, la británica easyJet también se ha preparado para el peor de los futuos. Ha reclamado el ingreso de capital de inversores europeos para mantener la propiedad en manos de socios comunitarios; a ello se agrega que la aerolínea planea desplazar las licencias de sus pilotos hacia Alemania y Austria. Lo que afectará a 1.400 pilotos.