Vie. 23. Oct 2020, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL ANTIPERONISMO Y MÁS DE LO MISMO

EL ANTIPERONISMO Y MÁS DE LO MISMO

SANTA FE-ARGENTINA  (por Esteban D’Arret, PrensaMare)  Diría un conocido personaje de dibujos animados: “Qué hay de nuevo, viejo?”. Y la verdad es que nada. Es más de lo mismo.

De qué hablamos? Del antiperonismo militante que va usando diferentes ropajes para disfrazarse (buscando pasar desapercibido), pero, si se tiene postura de gorila, pelaje de gorila, actitudes de gorila, y aparente pensamiento de gorinal… debe reconocerse que se está ante un gorila.

Nuevamente el macrismo salió a las calles mostrando diferentes consignas, pero mostrando siempre su odio e ideología. Reclaman y plantean sobre diferentes temas, rompiendo el aislamiento. En la capital llegaron hasta el Obelisco y en varias ciudadades lo hicieron hacia plazas o hasta casas de gobierno. Dicen que los convoca la “libertad” (¿?), pero terminan expresándose contra “la reforma judicial”, contra el “populismo”, “contra el comunismo”…

Si no fuera que constituyen un grupo cada vez más duro, pero a la vez que se va reduciendo protesta tras protesta, se podría decir que forman parte de una película cómica propia de italianos.

Entre las delirantes expresiones, algunos sostienen que la pandemia “no existe” (¿?); otros afirman que no debe usarse vacuna alguna; y también están los que se oponen “al uso del barbijo”.

Parecen muchos más de los que en verdad son, porque ocupan espacios con sus autos, y porque apelan a las bocinas. Todo parece mucho más de lo que es. Apelan al uso de banderas argentinas, autoconsiderándose dueños de la argentinidad y de un supuesto patriotismo. Es lo mismo que años atrás hicieron las 4 patronales del campo cuando buscaron desestabilizar al gobierno de Cristina Fernández. Tiempos en que afirmaban estar “de paro”, pero por cierto que tranqueras adentro continuaban trabajando sin ningún problema…

El uso de la bandera argentina en ese momento fue una ‘recomendación’ de la agencia publicitaria que asesoraba a la protesta, y que tiempo antes había sido contratada por el derechista Ricardo López Murphy para su campaña electoral presidencialista…

Muchos no usan barbijos; casi no se respeta la distancia, pese a que espacio es lo que sobra. Los protocolos sanitarios…? Y eso qué es…?.

Porque este sector, tan ‘democrático’ y ‘moralista’ es violador de todas las normas en vigencia. Porque en verdad los motiva el odio, no la solidaridad ni mucho menos el semejante.

Otros hasta se animan a insultar al gobierno argentino al que acusan de “totalitario” (¿?). También están los que se muestran enojados porque el presidente “le roba a la ciudad de Buenos Aires”.

En lo que todos coinciden, particularmente en sus acciones, es que están desinteresados en respetar las medidas de seguridad, la peligrosidad del coronavirus, y hasta la importancia de las vacunas.

A las banderas argentinas, otros le agregan algunos carteles y también el ruido de cacerolas. Las mismas que impuso la imaginación de la CIA para el golpismo de 1973 en Chile, contra Salvador Allende…

A la hora de biscar caras conocidas, lógicamente que ellas aparecen. Era lo esperado… dirigentes del derechista y neoliberal Juntos por el Cambio. Lo increíbles que es algunos de los que protestan lo hacen contra “los políticos”, pero terminan compartiendo espacio, acciones y propuestas con… políticos (del macrismo, claro).

En la capital argentina, entre los personajes aparecidos se encontraban –como siempre-, Hernán Lombardi (el nefasto titular de los medios públicos durante la presidencia de Mauricio Macri); el diputado macrista Fernando Iglesias; y lógicamente, la presidenta del PRO, la exministra de Seguridad de Macri, Patricia Bullrich (la que días atrás informó que había dado positivo de coronavirus).

Si alguien tenía dudas, ellas le quedaron despejadas. Con solo re-leer quienes fueron los personajes que asistieron, se comprende que los gorilas siempre dicen “presente”.