Dom. 05. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Notas

DIETMAR HOPP, ENTRE LA BUNDESLIGA Y EL CORONAVIRUS

DIETMAR HOPP, ENTRE LA BUNDESLIGA Y EL CORONAVIRUS

BERLÍN-ALEMANIA  (PrensaMare)  El multimillonario Dietmar Hopp es el principal inversor del Hoffenheim que juega en la Bundesliga.

Es repudiado por la totalidad de las hinchasdas de los clubes de la Primera alemana, por querer cambiar la regla "50+1", que la que regula las licencias de los clubes profesionales. Pretende que más del 50% sea de los socios (o inversionistas). Los simpatizantes se oponen a esta privatizacón de los clubes.

Pero ahora se ha…: conocido que la empresa que financia Hopp trabaja en una posible vacuna contra el COVID-19. Y ha trascendido que el presidente estadounidense Donald Trump está interesado en… comprarla.

Se trata de la empresa bio farmacéutica CureVac, con sede en la ciudad de Tubinga (sur alemán), que se especializa en la investigación y el desarrollo de medicamentos y vacunas innovadoras.

Ella, junto con el instituto Paul Ehrlich de vacunas y biomedicina, están trabajando para crear una posible vacuna contra el coronavirus.

Desde 2006 y hasta 2014, CureVac fue financiada de manera exclusiva por Hopp, que además es uno de los fundadores y el propietario de la empresa alemana de productos informáticos SAP (la mayor compañía de software de Europa y la tercera más grande del mundo).

A todo ello…: se supo que Trump quiere quedarse con los derechos exclusivos de esta potencial vacuna para llevarla a Estados Unidos. Ante la oferta del mandatario, se conoció un comunicado oficial de la firma expresando: "Queremos desarrollar una vacuna para proteger y ayudar a pacientes de todo el mundo y no para países individuales. Rechazamos las alegaciones de ofertas de adquisición de la compañía o su tecnología y no haremos declaraciones sobre esta indirecta, pero manifiesta, disputa comercial. Tenemos mucha confianza en que podremos desarrollar una vacuna potente en los próximos meses".

El tema es de…: tanta importancia que el Gobierno alemán está negociando con CureVac y con Hopp para evitar que Trump consiga los derechos exclusivos de la potencial vacuna.

El objetivo es que la misma se desarrolle en ese país y en Europa, y que los ensayos clínicos comiencen a principios del verano europeo.