Mar. 10. Dic 2019, Santa Fe - Argentina
Política

EMBAJADORES O MANIPULADORES …?

EMBAJADORES O MANIPULADORES …?

Se pueden cometer semejantes errores...?

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Diciembre parece un mes malo para los representantes del gobierno de Mauricio Macri, fronteras afuera.

Primero fue Carlos Sersale, que ejerce ante el Reino Unido, quien con total irresponsabilidad realizó un vergonzante reconocimiento al ilegítimo gobierno de ese país obre las Islas Malvinas.

Tras ello apareció su par en Nicaragua, Marcelo Valle Fonrouge, quien salió a opinar sobre la causa judicial por violación contra el actor Juan Darthés.

Para el primero de los diplomáticos ya existe un pedido de citación ante los legisladores, pero posiblemente ello quede ‘en la nada’, pues entre el oficialismo y el opo-oficilismo podrán neutralizar, lo que debería ser el pedido de baja inmediata de semejante “representante” (¿?).

En cuanto al segundo, se publicó en el Boletín Oficial el decreto (rubricado por el presidente Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie; foto) haciéndolo retornar a Argentina. Se dice que ello obedece a que ya llevaba 5 años en el exterior…

Sin embargo existirían otras motivaciones. Una de ellas habla de un cuestionamiento desde el propio gobierno nicaragüense para con este diplomático. No debe olvidarse que el gobierno argentino es un cuestionador del presidente Daniel Ortega, siguiendo el lineamiento que marca Washington y el Pentágono.

Tanto es así que ha llamado la atención que desde Managua hayan citado a su embajador en la Argentina, José Luis Villavicencio.

Pero lo concreto y ‘verificable’ públicamente es que el embajador argentino Valle Fonrouge ha opinado sin saber, creando un pésima posición del país. Porque aseguró que sería “un juez de la Argentina” el que trataría el proceso por la denuncia de la actriz Thelma Fardin contra Darthés. Inclusive agregó: “si el delito reviste la seriedad correspondiente (¡) seguramente va a tener una sentencia de prisión”.

Pero además sostuvo: “Todo el procedimiento judicial requiere que sea presentado en donde el hecho aconteció, en este caso en Managua. Una vez que se inserta el tema en la Justicia de Nicaragua el juez debe remitir a través de un exhorto judicial a un juez argentino para que inicie el proceso contra el denunciado” (¿?).

Y continuó: “Tanto el denunciante como el denunciado están en la Argentina, por lo que el juez argentino tiene que seguir el proceso desde el exhorto en el que el juez de Nicaragua se lo pide” (¿?).

Lo que desconoce Valle Fonrouge es de una gravedad elevada, pues la denuncia de Thelma Fardin no plantea ello. Tampoco el denunciado. Y no existe nada en la justicia que así lo amerite. El embajador debería saber que los hechos se investigan, se juzgan y se sancionan en el país en el que se producen.

Fue una simple torpeza? Fue desconocimiento simple? Fue un pésimo asesoramiento recibido?

O por el contrario se trata de una maniobra para tratar de hacer confrontar la justicia argentina con la de Nicaragua…? Acaso Valle Fonrouge ha aprovechado un hecho policíaco (como el del denunciado violador) para tratar de convertirlo en uno político…?

No debe olvidarse que Macri es un fortísimo opositor al gobierno democrático nicaragüense y recientemente a través del Mercosur firmó una declaración del Mercosur por “la violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales firme condena a los graves y reiterados hechos de violencia que se vienen produciendo en Nicaragua”.