Mar. 16. Oct 2018, Santa Fe - Argentina
Economía

SUSPENSIONES EN AUTOMOTRICES

SUSPENSIONES EN AUTOMOTRICES

Los trabajadores son la variable de ajuste...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA   Las automotrices  Fiat Chrysler Automobiles, Renault y General Motors decidieron suspender –en conjunto- a 5.500 trabajadores. Aducen (todas coincidentemente) que deben reducir la producción por la caída de la demanda, a lo que se agrega la acumulación de stocks.
La mala noticia fue confirmada por SMATA (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor) de Córdoba y Santa Fe.
Las suspensiones serán: Fiat Chrysler Automobiles, del lunes 24 al viernes 28 de septiembre (2.300 trabajadores en la planta cordobesa de Ferreyra). Allí están produciendo actualmente el auto Cronos, último modelo lanzado en el país.
Mientras que Renault suspenderá por el mismo plazo a 1.800 operarios que trabajan en Santa Isabel (Córdoba). Allí producen los modelos Sandero, Sandero Stepway, Logan, Fluence y Kangoo.
Desde ambas automotrices indicaron que todo está acordado con el sindicato Smata".
Los 4.100 operarios suspendidos cobrarán el 75% de sus salarios durante ese plazo.
Esta situación afecta sobremanera a las autopartistas (que proveen a las automotrices), según indicaron desde la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba.
El gerente de la misma, Pablo Camacho, señaló que la situación "es compleja" y advirtió la posibilidad de "serio riesgo para el sector autopartista local si la situación (de las suspensiones y paradas) se prolonga".
Este tema de reducción productiva no es nueva. Tanto es así que en su planta de cajas de velocidad (en Córdoba) la Volkswagen desde hace más de un año dispuso que los 1.400 empleados no trabajen los lunes.
A su vez General Motors puso en marcha recientemente un cronograma de suspensiones rotativas en la planta que opera en la localidad (del sur santafesino) de General Alvear, que afecta a 1.400 operarios. Pero además ya se había bajado un turno de producción (hasta fin de enero de 2019); los empleados suspendidos cobran el 70% del salario de bolsillo.