Dom. 03. Jul 2022, Santa Fe - Argentina
PrensaMare en el mundo

ARGENTINA: UNA CORTE SIN VERGÜENZA (por Rodolfo O. Gianfelici)

ARGENTINA: UNA CORTE SIN VERGÜENZA (por Rodolfo O. Gianfelici)

https://suramericapress.com/argentina-una-corte-sin-verguenza/

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare) Desde PrensaMare hemos sido críticos de esta Corte Suprema de Justicia que constituye una verdadera vergüenza.

Impresentable por donde se la analice; politizada; derechizada.

Con un personaje al frente que ha sido cuestionado desde diversos sectores políticos, sociales y judiciales de la sociedad, excepto desde la derecha y el neoliberalismo. Con el apoyo incondicional de los medios de comunicación hegemónicos.

El mismo Horacio Rosatti que se convirtió en el primer titular cortesano que se opuso a que un juez inferior lo investigue. Que pretendió victimizarse ante la sociedad aprovechando el escándalo de uno de sus hijos (manejando con elevado alcohol en la sangre y con violencia contra su pareja).

Ahora él y sus acompañantes han sido protagonistas de un nuevo hecho que causa repudio.

“A partir del dictado de la presente decisión, el Consejo de la Magistratura de la Nación deberá continuar funcionando de manera inmediata y de pleno derecho según las pautas fijadas por el Tribunal en su sentencia firme del 16 de diciembre de 2021, de modo que será presidido por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, con este comunicado, la resolución de la Corte Suprema –en tiempo récord- (¡) puso al mismísimo Rosatti al frente del Consejo de la Magistratura.

Lo hizo ignorando o desoyendo las críticas a esa posibilidad por ser considerada una maniobra anticonstitucional.

La resolución de la Corte fue firmada por Rosatti, Carlos Rosenkrant y Juan Carlos Maqueda (mientras que Ricardo Lorenzetti se encuentra afuera del país).

Para esta maniobra, la Corte pidió al juzgado Federal de Paraná que le envíe el expediente que había otorgado la cautelar que frenó la designación de integrantes del Congreso en el Consejo.

Este hecho constituye un claro avance de la Corte sobre el Consejo de la Magistratura en lo que se considera un auténtico “golpe institucional”. Porque la Corte con este accionar, se apropió de facultades exclusivas del Congreso Nacional.

Acaso Rosatti se ha equivocado…? No. En absoluto; se trata del mismo personaje que:

· Aceptó ingresar a la Corte por la ventana, mediante un decreto del presidente Mauricio Macri

· El escándalo producido por esa maniobra que no respetaba las normas establecidas para la designación, generó repulsa y protestas hasta dentro de la propia alianza política neoliberal y derechista que lideraba Macri

· Debiendo el presidente dar marcha a tras y cumplir con el mecanismo establecido para la designación de integrantes de la Corte, Rosatti, lejos de renunciar (‘por vergüenza’), se mantuvo en su candidatura y al final llegó al cargo

· Desde que asumió mantuvo una posición funcional para con el gobierno que lo llevó a transformarse en cortesano

· En el año 2021, enfrentado con su par Lorenzetti- no dudó en autoconvocar al máximo tribunal para ser electo al frente del mismo, para lo cual se: autovotó

· Se opuso a que la justicia Federal en la provincia de Santa Fe, lo investigue y logró desplazar al juez interviniente

· Acusó a la justicia Federal de Santa fe de ‘perseguirlo’, agregando para ello y la sospecha de su accionar delictivo, el hecho que su hijo (también hombre de la justicia Federal santafesina) también era investigado.

Rosatti no se equivoca. Rosatti es lo que es y hace.

Su ambición, sus delirios de protagonismo y poder lo llevó a ordenar una reforma del Consejo de la Magistratura, estableciendo un plazo de cuatro meses… Recurrió a una ley derogada en 2006, que además en 2014 la misma Corte había expresado lo contrario a lo que dice ahora…

Esta Corte le envía un peligroso mensaje a la sociedad, al considerar que el Poder Legislativo ya no es el único poder que puede sancionar leyes.

Washington en su momento recurrió a los militares; luego los descarto e infectó a las policías provinciales; más tarde recurrió a la justicia descarada. No es un hecho aislado para Argentina, sino que se puede observar desde hace años en todo el continente americano.

Horacio Rosatti, el apodado ‘zapatitos blancos’ (en Santa Fe), aquél que ingresó al municipio (en tiempos dictatoriales), el recomendado por Carlos Reutemann (a Macri), el protegido (por los medios hegemónicos), lejos de apelar al bajo perfil decidió –sin vergüenza alguna-, transformarse en el exponente y estandarte de lo más retrógrado y peligroso de la justicia nacional (amén).

Se pueden leer:

“Una Corte sin vergüenza”: http://www.prensamare.com.ar/noticia/04-05-2021/10828-una-corte-sin-vergenza.html .

“Rosatti: Un máximo juez que no quiere un juez inferior”: http://www.prensamare.com.ar/noticia/21-10-2021/12419-rosatti-un-mximo-juez-que-no-quiere-un-juez-inferior.html .

“De padres e hijos y monarquía judicial”: http://www.prensamare.com.ar/noticia/20-01-2022/13230-de-padres-e-hijos-y-monarqua-judicial.html .


Texto completo en: https://suramericapress.com/argentina-una-corte-sin-verguenza/