Dom. 05. Abr 2020, Santa Fe - Argentina
Asia

LOS TALIBANES RECHAZAN PLAN DE LIBERACIÓN DEL GOBIERNO

LOS TALIBANES RECHAZAN PLAN DE LIBERACIÓN DEL GOBIERNO

KABUL-AFGANISTÁN  (PrensaMare)  El Gobierno de Afganistán decidió liberar a 5.000 prisioneros talibanes. Lo hará porque así lo establece el acuerdo firmado por dicha fuerza político-militar con Estados Unidos.

El presidente Ashraf Ghani, que no pudo participar de las negociaciones del acuerdo, al final decidió aceptar y firmó el decreto.

Seran libertades escalonadas y condicionado a que se mantenga la reducción de violencia que los insurgentes aceptaron antes del pacto. Pero tras conocerse este tipo de condicionamiento (que no se establece en el acuerdo), los talibanes lo rechazaron. Dicen que va en contra de lo pactado y advirtieron de que no se sentarán a negociar hasta que los 5.000 encarcelados salgan de prisión.

“Nunca acordamos una liberación condicional de prisioneros; si alguien afirma esto, irá contra el acuerdo de paz que firmamos el 29 de febrero”, declaró el portavoz talibán en Doha (Catar), Suhail Shaheen.

La liberación de prisioneros busca que se inicien conversaciones interafgnas. El tema está en que ha existido una doble jugada de Washington.

Los representantes de EEUU firmaron un acuerdo con los talibanes, pero luego lo redactaron de forma diferente al del texto de EEUU con el Gobierno afgano.

El tema es que...: el presidente Ghani quiere tomar parte del proceso de diálogo mencionado en ese pacto (del que no participó). Pero los talibanes no reconocen al Gobierno de Kabul, ni la frágil democracia.

El mandatario Ghani confiaba en que EEUU al sentarse con los talibanes defendería -e impondría como condición-, que él participara; lo que no sucedió.

Las urgencias de EEUU hicieron olvidar de ello y buscaron por todas las formas llegar a un acuerdo. Tal es así que EEUU comenzará la retirada de sus tropas invasoras sin que del acuerdo tuviera nada que ver el mismísimo presidente.

Mientras tanto…: tras la firma, los talibanes reanudaron sus ataques contra las fuerzas de seguridad afganas con una treintena de operaciones en 15 provincias.

Luego de la firma, los enviados especiales de la Unión Europea para Afganistán, varios países europeos, EEUU y la ONU dijeron que la comunidad internacional "no reconoce el Emirato Islámico de Afganistán y no aceptará o apoyará su restauración”. Con lo cual ya comienzan a tratar de condicionar a los talibanes.