Sab. 27. Feb 2021, Santa Fe - Argentina
Eco-Ambiente

MÉXICO REINTRODUCE EL BISONTE AMERICANO

MÉXICO REINTRODUCE EL BISONTE AMERICANO

CIUDAD DE MÉXICO-MÉXICO  (PrensaMare)  En el noroeste del país, precisamente en las planicies del Estado de Coahuila, con sus actuales campos con nieve, ha reaparecido a partar el bisonte americano.

Se trata del mamífero terrestre más grande de América, que ha sido reintroducido con éxito por las autoridades ambientales. Ocurrió 100 años después de su exterminación debido a la cacería indiscriminada y la destrucción de su hábitat.

El animal (también conocido como búfalo), reinaba en el norte de México y las planicies de Estados Unidos y Canadá. Hace 300 años (según la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Conanp), había en ese territorio conjunto entre 30 y 60 millones de bisontes.

Ya en 1880, la población se redujo a poco más de 1.000 individuos, “debido a la destrucción y fragmentación de los pastizales, enfermedades y cacería”.

Ahora, un proyecto conjunto de autoridades ambientales, universidades, científicos y el Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos, los mamíferos volvieron a pastar en México.

El proyecto para…

Reintroducir al bisonte comenzó en noviembre de 2009, cuando fue liberada una primera manada de 23 búfalos provenientes del Parque Nacional Wind Cave (de Dakota del Sur, EEUU), como parte de una colaboración entre Mexico y Estados Unidos para recuperar la especie.

En 2016 el presidente Barack Obama lo declaró como el Primer Mamífero Nacional. Esta primera manada fue introducida en la Reserva de la Biósfera Janos (Estado de Chihuahua), para repoblar antiguos territorios.

Una segunda manada de bisontes americanos fue introducida el año 2020, asentándose en Coahuila. Se trató de 19 animales, que se unen a los 200 que ya pueblan el norte de México.

El bisonte es un…

Animal calmo, que pasa sus días comiendo pastizales; pero al correr puede alcanzar los 60 kilómetros por hora. Mide más de 1,60 metros de altura y un peso que puede llegar a superar los 1.000 kilogramos.

La masacre de estos mamíferos comenzó en la década de los años 1870, cazados por sus pieles para usarlas en las nuevas fábricas que se abrían en Estados Unidos. Los huesos del animal, eran usados para la fabricación de fertilizantes. En esos años, la eliminación del búfalo era “un triunfo de la civilización sobre el salvajismo” (¿?).

Ahora el bisonte debe luchar con nuevas amenazas como son la frontera agrícola y la cacería, así como la falta de incentivos para que los rancheros norteños mexicanos se animen a criarlos y cuidarlos.