Jue. 19. Set 2019, Santa Fe - Argentina
Opinión

SCHUMI: UNA BUENA…

SCHUMI: UNA BUENA…

Se trata de un trascendido que proviene de buena fuente...

BERNA-SUIZA  La prensa busca incansablemente obtener algo sobre la salud del alemán Michael Schumacher. Pero el silencio y la cobertura de su privacidad es total.

Quien fuera 7 veces campeón mundial de la Fórmula 1, se encuentra recuperándose de un accidente cuando practicaba esquí. Según una “filtración”, ha superado los peores momentos; ya no se encontraría postrado en cama y mantendría sus constantes vitales sin necesidad de estar conectado a una máquina.

Han transcurrido 5 años después del accidente que sufrió (el 29-12-2013), y evoluciona lentamente, necesitando de atenciones médicas diarias. En su momento se indicó que la familia se había visto obligada a realizar algunas ventas de bienes, para sostener los gastos de las atenciones.

Se estima que esta situación le insume unos 200.000 euros mensuales.
Schumacher habita en una mansión en la ciudad suiza de Gland (cerca del Lago Lehman); un inmueble valorado en 50 millones de euros. Dentro de dicho inmueble se ‘armó’ una suerte de hospital anexo al lugar donde se encuentra su actividad central. Por allí pasan diariamente más de 10 médicos (diferentes especialidades) y colaboradores paramédicos, que lo controlan y atienden en su lenta evolución.

Semanas atrás un amigo íntimo relacionado con el automovilismo lo visitó y juntos vieron televisivamente una carrera de Fórmula 1; un hecho que “trascendió” y casuó sorpresa, pues se estimaba que Schumacher se encontraba inconsciente y con asistencia respiratoria. Su amigo fue Jean Todt (foto), que no dio ninguna información al respecto.