Vie. 22. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

ACUSACIÓN CONTRA EL REAL Y PROSEGUR

ACUSACIÓN CONTRA EL REAL Y PROSEGUR

No es un datos menor...

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Días atrás el exfutbolista brasileño Roberto Carlos sacó a la luz algunos pormenores del plantel de años atrás, que no cayeron muy bien en el ambiente del Real Madrid.

Ahora –semana siguiente- es el club protagonista de un nuevo escandalete, cuando los empleados de la empresa de seguridad que le presta los servicios al club, hicieron públicos los reclamos que deja mal parados a la dirigencia blanca.

Ángel García, portavoz del sindicato UGT, expuso que sus compañeros desempeñan sus tareas en muy malas condiciones tanto en el estadio Santiago Bernabéu como en las casas de los jugadores.

El servicio lo cumple la firma multinacional Prosegur  que trabaja allí desde hace tiempo. Pero el problema es que los empleados se quejan por le… mal trato (¡).

“En los chalés de los jugadores no hay garitas de vigilancia. Los guardias no tienen agua potable, están de pie en jardines al aire libre de día y de noche y en algunos casos, lo hacen conviviendo con los perros de los jugadores. Esto pasa ante la complacencia de Prosegur y del propio Real Madrid, que conociendo la situación no hacen nada para solucionarla", denunció García.

También agregó que en el estadio, los trabajadores "no tienen un sitio apropiado para cambiarse y tienen que apelotonar toda su ropa en un pequeño cuarto”.

Conocida semejante queja, desde Prosegur emitieron un comunicado, donde expusieron: “La compañía ha ido adecuando los espacios de trabajo a los estándares en materia de prevención de riesgos laborales. Una adecuación... que a día de hoy se encuentra totalmente implementada.

Desde el Real Madrid prefirieron (hasta ahora) el silencio, al igual que sus futbolistas (empleados) que han sido directamente aludidos.

Muestra de cómo el club más poderoso del mundo, y una de las firmas de seguridad líderes a nivel internacional, saben hacer negocios y generar ganancias, sin importarle el resto…