Dom. 17. Oct 2021, Santa Fe - Argentina
Notas

GOLPEAR AL MERCOSUR DESDE ADENTRO

GOLPEAR AL MERCOSUR DESDE ADENTRO

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  El gobierno uruguayo (con el apoyo de la oposición) informó que avanza para cerrar con China un tratado de libre comercio (TLC) bilateral.

Para ello, ambas naciones iniciarán un estudio de prefactibilidad que se prevé culmine antes de fin de año. La dirigencia de Uruguay reclamaba al Mercosur una propuesta de flexibilización normativa del bloque. Al no obtenerlo, decidió salir a gestionar en forma individual buscando acuerdos comerciales.

Esta ha sido la decisión del presidente Luis Lacalle Pou en una conferencia de prensa (luego de la cumbre que mantuvo con representantes de todos los partidos políticos). Esta maniobra contaba con la negativa de Argentina y Paraguay; mientras que Brasil (según los uruguayos), apoya esta búsqueda.

Lacalle Pou informó que el canciller Francisco Bustillo comunicó esta decisión de avanzar con China a los ministros de Relaciones Exteriores de los demás países del Mercosur.

El gobierno de Uruguay considera que no necesita el aval de los demás socios para avanzar en un TLC; Argentina entiende que si. El tipo de tratado que busca Uruguay es un acuerdo comercial que liberan de aranceles las importaciones y exportaciones entre quienes lo firman.

En la conferencia de prensa, Lacalle Pou expresó: “Uruguay hoy pasa de las palabras a la acción, empieza a abrirse al mundo para generar prosperidad”. Informó que ya había recibido una carta del gobierno chino con “una respuesta formal” para negociar un acuerdo comercial.

China es el principal país comprador de productos uruguayos con ventas (enero-agosto 2021) de 1.568 millones de dólares. El principal producto de exportación fue la carne bovina (creció un 205% y ocupó el 60% del total exportado). Se trata de apenas 7 productos los que concentran el 97% del total exportado. Además de la carne, se envía a China: productos lácteos (9%), subproductos cárnicos (9%), soja (7%), ganado en pie (5%), madera (5%) y carne ovina y caprina (4%).

En el 2017 cuando el gobierno frenteamplista intentó un acuerdo comercial con China, el canciller Rodolfo Nin Novoa, fue citado al Parlamento, en una maniobra política liderada por el entonces líder de la oposición: Lacalle Pou.

Inclusive el senador blanco cuestionó a Nin Novoa por iniciar negociaciones sin haber hecho previamente estudios. Agregando que el país avanzaba sin saber qué apoyo tendría de los socios del Mercosur.

Ahora, él se desentiende de los socios del bloque y avanza haciendo lo que le cuestionaba al anterior mandatario. Resulta evidente que se asiste a una jugada política tendiente a debilitar al Mercosur, lo que –por cierto- coincide con la estrategia del mandatario brasileño Jair Bolsonaro, y las diplomacias de EEUU y de la Unión Europea.