Jue. 20. Jun 2019, Santa Fe - Argentina
Ámerica

EL ESCENARIO SE TRASLADÓ A NUEVA YORK

EL ESCENARIO SE TRASLADÓ A NUEVA YORK

Como una pieza (tragicómica...?), las noticias de la política argentina se instaló en la ciudad estadounidense...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  Mauricio Macri se instalará desde el domingo 23 en Nueva York. Lleva su discurso ante la ONU, abriendo (junto a otros mandatarios) la Asamblea General de Naciones Unidas.

Pero ese no es el principal tema, aunque –de seguro- la prensa oficialista tratará de mostrarlo como la presencia de un estadista.

Lo principal es el tema de la decadente economía argentina. Macri necesita imperiosamente dar seguridades en cuanto a que su rumbo no tendrá consecuencias catastróficas. No porque a los poderosos del mundo ello les preocupe, sino porque no quieren correr riesgos desmedidos.

Mientras tanto, los funcionarios argentinos siguen hablando con la gente del FMI, que a medidad que pasan los días, van incorporarando más requisitos. Saben que Argentina tiene una carrera contra el tiempo, y saben hacer uso de esa política que más de negociación, tiene mucho de extorsión.

Argentina necesita un nuevo acuerdo con el FMI, porque el anterior –firmado 2 meses atrás- ya no lo pudo cumplir. Por ello, para asegurar tranquilidad a los mercados, Macri llevó de acompañante a Nicolás Dujovne. Mientras el mandatario se reunirá con Donald Trump y luego con el presidente del gobierno de España, Pedro Sanchez, su ministro de Hacienda tratará de avanzar con el FMI; pero también con los reclamos de fondos y bancos de inversión.
En este sentido, debe tenerse presente que quienes más interesados están en que Argentina selle su nuevo acuerdo con el organismo, es el Departamento de Estado. Es una necesidad política, que pretende descompromir la situación en un país que ellos consideran aliadísimo en su ofensiva política sobre Latinoamérica.
No debe olvidarse que Macri, antes de viajar, recibió en la residencia de Olivos a un grupo de legisladores demócratas y republicanos que apoyaron sus políticas de reformas. Y le prometieron que el país ingresará a la OCDE.

Los estadounidenses estaban encabezados por Edward Royce, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes. Una muestra clara de la importancia política de la sumisión argentina a las políticas washingtonianas.
A todo ello, el jueves 20, el fondomonetarista Gerry Rice, se refirió a los importantes progresos (¿?) que lleva adelante el país. Y no solo eso que en una muestra de injerencismo, hasta alabó el proyecto de Presupuesto Nacional 2019 que servirá para fortalecer la política económica y promover la confianza" (de quién...?).
Mientras los analistas consideran que Argentina ya controló al dólar (a $ 40...), se produjo una recuperación de los bonos. Es un guiño de los especuladores y apostadores a negocios financieros, que buscan dar tranquilidad, para que Argentina cierre su nuevo acuerdo con el FMI, para vuelvan a ingresar dineros frescos.
Se espera ahora que comiencen a divulgarse las fotos con Trump, con representantes de bancos, y que tras sonrisas y halagos, surjan más promesas. Mientras tanto, el 2018 va camino a sellar una inflación del 44%...