Sab. 21. Set 2019, Santa Fe - Argentina
Por el país

EL VOTO "PROGRESISTA" EN SANTA FE

EL VOTO

Fracaso socialista...

SANTA FE-ARGENTINA  (Editorial, PrensaMare)  Tras el contundente triunfo de Omar Perotti en la gobernación santafesina, se preveía que ese resultado a favor del peronismo se repetiría en las elecciones PASO.

Y así sucedió. La fórmula Fernández-Fernández logró el 43,66% de los votos. Segundo fue el macrismo de Juntos por el Cambio, con el 33,83%. Lo que demostró una sustancial mejora, respecto a los votos logrados semanas atrás por el radical-macrista José Corral.

Ello obedeció a que Mauricio Macri, logró atraer muchos votos del socialismo (el santafesino Frente Progresista). Quedó evidenciado que dentro del supuesto progresismo (del Partido Socialista y sus aliados), prima el anti-peronismo.

Fue así que los votantes que mutaron en semanas de darle el respaldo al Frente Progresista (votando al candidato a gobernador Antonio Bonfatti), a pasarse al macrismo, le asestaron un duro golpe a esa fuerza “progresista”.

Fue así que la fórmula de Lavagna-Urtubey, del Consenso Federal (que apoyaba el Frente Progresista, con Bonfatti y Miguel Lifschitz a la cabeza), cosechó en la provincia apenas un 12% de los votos.

Una muestra más en el sentido del desatino y gruesa equivocación del socialismo santafesino, que solo pudo aportarle a Lavagna-Urtuvey un 4% más de la media nacional.

Ha sido una dura derrota política para el Partido Socialista y su conducción, que pretendió convertirse en una fuerza ‘clave’ en el territorio santafesino, y quedó entrampada en un mero anti-peronismo acérrimo. No debe olvidarse que en la elección provincial, Bonfatti (que perdió con Perotti) sumó el 36% de los votos.

Quedó demostrado que no existió traslación de votos, ni mucho menos voto cautivo o ‘propio’ del socialismo. En apenas 2 meses entre elección y elección, el Frente Progresista perdió 24 puntos…

Es cierto que existieron sustanciales diferencias entre ambas votaciones, pero deberá tenerse en cuenta que el socialismo terminó por impulsar y apoyar a Consenso Federal, que proponía a Roberto Lavagna, un peronista que Lifschitz consideraba “rescatable”; al ‘ortodoxo’ Juan M. Urtubey, asemejado a un oligarca conservador; y al sindicalista Luis Barrionuevo. Nada es gratis en esta vida; todo se paga...