Lun. 18. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Asia

ORMUZ: EEUU APUESTA POR UNA NUEVA GUERRA…?

ORMUZ: EEUU APUESTA POR UNA NUEVA GUERRA…?

Preocupantes acciones del Pentágono...

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  Las cartas están sobre la mesa, y todoindica que EEUU pretende generar una nueva guerra internacional, de alcances imprevisibles.

Inclusive en dicha maniobra, no hace absolutamente nada por ‘disimularlo’. Casi se trata de un desafío mundial.

La situación “elegida” por los halcones washingtonianos se centra en el estrecho de Ormuz. Un área que al llegar a la tercera semana de junio presenta que los militares iraníes han derribado un dron estadounidense.

Entendedor de cómo se avanza en una escalada guerrerista, el presidente ruso Vladimir Putin advirtió a Donald Trump que “sería un desastre” que usara la fuerza para responder a la acción defensiva iraní.

"Estados Unidos dice que no excluye el uso de la fuerza... Sería un desastre para la región, provocaría un estallido de la violencia y el aumento del número de refugiados", puntualizó el Kremlin en su programa anual televisado.

De allí que es Putin quien quiere poner paños fríos, pues –lo desee o no-, una escalada militarista terminaría por involucrar a los rusos en forma activa.

El dron estadounidense realizaba tareas de espionaje, y el Pentágono confirmó la caída de su nave, pero indicó que se encontraba "en el espacio aéreo internacional". Informado de ello, Donald Trump recurrió a una red social para escribir que "Irán cometió un gran error".

Frente a la versión estadounidense, los Guardianes de la Revolución de Irán, sostienen que la nave sobrevolaba dentro su territorio y que se trataba de un “dron espía estadounidense”. Se traba de un dron de la Marina USA (tipo Global Hawk), derribado por un misil iraní tierra-aire sobre el estrecho de Ormuz, por la noche del miércoles.

El suceso ocurrió en la región de Koohe Mobarak (provincia meridional de Hormozgan), con lo cual se cae la versión estadounidense.

El comandante en jefe de los Guardianes, Hosein Salamí, declaró que las fronteras son "la línea roja" de Irán y que, aunque el país no busca una guerra con Estados Unidos, está "completamente preparado" para cualquier confrontación.

Este suceso se suma a los recientes ataques a dos barcos de carga (cisterna y petroleros) en el estrecho de Ormuz, donde Washington responsabiliza a Teherán. Lo que fue rechazado por Irán, y donde se han sumado terceros países (como Alemania, entre otros) que no reconocen las versiones de Washington respecto a quienes han cometido tales atentados.

Pareciera que cuando peor es la situación mundial de EEUU, más se refuerzas las ideas militaristas y guerreristas.