Dom. 03. Jul 2022, Santa Fe - Argentina
Opinión

INSTIGAR AL ODIO... (Oscar Bravo)

INSTIGAR AL ODIO... (Oscar Bravo)

LOS TEQUES-VENEZUELA  (por Oscar Bravo)  Instigar al odio es un delito. “A confesión de parte, relevo de prueba” (axioma jurídico).

La historia de la humanidad, es un libro abierto para el manejo no solo para reflexionar sobre las llamadas “fechas importantes”, ya que también nos muestran el impacto que han tenido las emocionalidades en especial las nefastas consecuencias con los desencuentros y tirantez, que han logrado impactos desagradables, en temas tan sensibles como la paz y la unión…y la historia entre las personas, nos ha demostrado con el transcurrir del tiempo, que nos deja una enorme enseñanza…y cada vez es más definitivo y contundente: el odio es un poderoso y negativo sentimiento que afecta de manera significativa a la tolerancia y a la sana convivencia entre las y los seres humanos…y el odio tiene una terrible particularidad, para el que odia: la persona odiada es el peor enemigo que “el odiador” pueda tener…

Y estas aproximaciones reflexivas para acercarnos a una caracterización del odio…surgen a raíz de un lamentable, irrespetuoso y radical título para un artículo de opinión escrito por un ferviente y furibundo escritor antimadurista: “ODIAR AL GOBIERNO MADURISTA ES UN SENTIMIENTO LEGÍTIMO”…y esa es la razón por la cual coloqué como subtítulo “A confesión de parte, relevo de pruebas”…y que llama la atención, porque hasta ahora, las y los articulistas que se auto consideran como “antimaduristas”…se habían negado en reconocer que la actitud obsesiva que tienen de escribir todos los días de lo que sea , pero que sea para atacar al Presidente de La República, Nicolás Maduro…es por el odio que sienten es tan inmenso que no pueden auto controlarse y escribir sobre algo diferente, ¡es imposible...ya que no tienen la fuerza y la mesura, para tocar otros temas…sufren de un  reduccionismo epistemológico, cuando en sus diálogos internos, saben que la felicidad del “antimadurismo” depende de la intensidad que le colocan a las palabras cargadas de odio,  para atacar al gobierno…

Hasta ayer los antimaduristas decían que sus escritos en contra del gobierno gozaban de una “alta racionalidad objetiva” y que no hay nada personal en sus ataques, pero ¡al fin...reconocen que odian al gobierno de Maduro, justificando que es un sentimiento legítimo…

Uno se pregunta: ¿odiar es legítimo?...

(Oscar Bravo; Politólogo).