Lun. 10. Dic 2018, Santa Fe - Argentina
Opinión

CRIMEN Y AMISTADES...

CRIMEN Y AMISTADES...

Los medios internacionales no se asombran por las relaciones del yerno de Trump...

NUEVA YORK-EEUU  Mientras el mundo se pregunta por la responsabilidad de Arabia Saudi en el secuestro, tortura, crimen y descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggi, Estados Unidos recibió el martes 16-10, un pago de 100 millones de dólares de la monarquía saudí.

El traspaso se efectuó el mismo día en que el secretario de Estado, Mike Pompeo, se reunió en Arabia Saudí con el príncipe heredero de la corona, Mohammed bin Salman, y su padre, el rey Salman, para hablar sobre la desaparición del periodista…

La víctima había ingresado en el consulado saudí en Estambul; días después fue hallado su cuerpo.

El pago de 100 millones de dólares había sido negociado hace algunos meses y está relacionado con las acciones militares que lleva adelante Estados Unidos en Siria. Pero la elección del momento para hacer el traspaso dinerario no es una “coincidencia”. Las autoridades de Turquía afirmaron que Khashoggi fue torturado y asesinado por un escuadrón integrado por 15 sicarios saudíes (posteriormente desmembraron su cuerpo).

El secretario de Estado Mike Pompeo -sobre su visita a Arabia Saudí-, declaró: “No hicieron excepciones acerca de a quiénes estaban dispuestos a responsabilizar. Dejaron bien claro que entienden la importancia de este asunto, que están decididos a llegar al fondo de la cuestión y que ellos conducirán el informe, al que todos podremos acceder. Prometieron asegurarse de eso”. Los sauditas –según Pompeo- no quisieron hablar si reconocían que el periodista estaba vivo o muerto, porque “querían tener la oportunidad de llevar a cabo esta investigación de manera meticulosa”.

Para el mandatario Donald Trump (foto) el tema es delicado, pero no como para sancionar a los sauditas. Porque sostiene que son buenos clientes en compra de equipamiento militar…

La persona que mantiene una estrechísima relación con el régimen saudita es Jared Kushner (foto), yerno y asesor principal del presidente Trump. Su estrecho vínculo es con el príncipe heredero de la corona saudí, Mohammed bin Salman. Lo cual no es un tema menor, si –además- se tiene en cuenta que mantiene estrechísimas relaciones con el régimen israelí…

La relación de Kushner con bin Salman incluye relaciones oficiales, cenas en Washington como en Riad, y numerosas comunicaciones telefónicas privadas, por fuera de los canales diplomáticos.