Dom. 17. Oct 2021, Santa Fe - Argentina
Mundo

LOS DD.HH. Y LA JUSTICIA DE EEUU

LOS DD.HH. Y LA JUSTICIA DE EEUU

MADRID-ESPAÑA  (PrensaMare)  Recientemente se conoció que un tribunal de Costa de Marfil, condenó a 10 ciudadanos de Burkina Faso a 10 años de prisión por trata de menores.

Ellos fueron obligados a trabajar en plantaciones de cacao. El grupo traficó y explotó a al menos 40 menores de entre 10 y 17 años. El fiscal dijo que la condena es parte de un cambio en la forma en que el sistema legal trata estos delitos.

Este es un importante cambio en el país africano, para terminar con la impunidad. Los niños deben jugar y estudiar; no ser explotados.

Pero mientras ello sucede en Costa de Marfíl, a miles de kilómetros de distancia, la potencia que se autoconsidera ‘líder’ en la defensa de los derechos humanos, muestra su doble moral.

Porque las corporaciones internacionales pueden continuar con su accionar delitivo, ignorando la trata de menores y la explotación laboral infantil.

Tanto es así que en junio, la mismísima Corte Suprema de Estados Unidos falló a favor de las empresas Nestlé y Cargill, desestimando una demanda que se presentó contra dichas empresas. Habían sido acusadas de ser cómplices de la trata y esclavitud de seis menores.

El alto tribunal argumentó que las empresas no deben ser consideradas responsables porque los abusos se cometieron fuera del país (¿?).

Con este criterio, porque desde EEUU se efectúan denuncias y hasta acciones judiciales en sus propios tribunales, cuando determinados hechos ocurrieron lejos de sus fronteras. El caso más impactante fue el llamado “FIFAgate”, donde un juzgado estadounidense tuvo una intervención a nivel internacional sobre hechos delitivos que se habrían cometido... en un país europeo...

O es que en este caso, el tribunal era necesario para que EEUU avanzara en su estrategia de ingresar con peso y decisión en el manejo del fútbol mundial...?

Lo concreto ha sido que la demanda contra las empresas fue presentada por seis ciudadanos de Malí que -cuando eran menores- fueron traficados y obligados a trabajar en plantaciones de cacao en Costa de Marfil.