Vie. 22. Nov 2019, Santa Fe - Argentina
Mundo

IMPORTANTE ENCUENTRO EN TURQUÍA

IMPORTANTE ENCUENTRO EN TURQUÍA

Mínima cobertura de la prensa occidental...

ANKARA-TURQUÍA  (PrensaMare)   En medio de una cobertura ligth de la prensa occidental, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recibió recientemente a sus homólogos de Rusia, Vladímir Putin, y de Irán, Hasan Rohani.

Analizaron diferentes temas, pero el principal tema que lo reunió fue la búsqueda de soluciones al conflicto en Siria. Previo al encuentro de los 3 mandatarios, se efectuaron conversaciones bilaterales, que formaron parte de la agenda del encuentro.
Dentro de la cuestio Siria, uno de los temas que más preocupa es el de la situación en Idlib (región del noroeste sirio, fronteriza con Turquía). Allí se concentran las posiciones de los grupos terroristas que combaten al Gobierno de Damasco.
Previo a este encuentro, el domingo 15, el presidente de Siria, Bashar Al-Assad, recibió al enviado especial del presidente ruso para este país, Alexandr Lavréntiev, quien le explicó al mandatario la agenda de la cumbre de los presidentes. Tales estados son garantes del Proceso de Astaná.

En el encuentro tripartito, se pasó revista a los esfuerzos rusos para eliminar los obstáculos (que ciertos países imponen) con el objetivo de impedir una solución pacífica y definitiva a la guerra en Siria.

Putín llegó acompañado por el vicecanciller Serguéi Vershinin, quien se encargó de ratificar la asociación estratégica con esta nación.

Ya está claro para el mundo el gran esfuerzo ruso por derrotar definitivamente a las bandas terroristas apañadas por potencias occidentales, y con cieta cobertura isarelí (algunas de ellas). Rusia ha dejado en claro que mantendrá su apoyo a la lucha contra el terrorismo hasta su erradicación completa del territorio sirio.

Por su lado el mandatario iraní abogó por una solución negociada de los problemas en Medio Oriente. Advirtiendo sobre la ilegítima participación estadounidense en la región. Lo que ha convertido a este país extracontinental en un factor desestabilizador que no contribuye al diálogo, y discrimina al gobierno del presidente Bashar al Assad.

En ese sentido, Rouhani subrayó la necesidad de continuar hostigando a los terroristas en la región siria de Idlib. Estas bandas se encuentran actualmente rodeadas y concentradas.

El encuentro ha sido un claro mensaje al mundo y particularmente a las potencias occidentales. Se trató de la quinta cumbre desde 2017 entre Erdogan (cuyo país apoya a la oposición siria), Vladimir Putin y Hasan Rohani, los que respaldan al Ejecutivo del presidente Bashar al Assad.

El tema sirio no ha sido de fácil tratamiento, pues Turquía intenta frenar la ofensiva del Ejército sirio en el noroeste del país. Su aspiración (junto a Estados Unidos), es la de establecer una 'zona de seguridad' en la región fronteriza entre ambos países, lo que le permitiría a los turcos tener pie en Siria y pasar a convertirse en un interlocutor político de peso. Este anhelo es condenado por Damasco, que trata a los turcos como invasores de su territorio.

Una de las excusas que plantea el poder turco es que su prioridad es evitar una nueva afluencia masiva de refugiados (a su país) procedentes de esa región siria, donde viven tres millones de personas.