Mar. 17. Set 2019, Santa Fe - Argentina
De todo

SAN LORENZO: IDENTIFICARON RESTOS DE UN DESAPARECIDO

SAN LORENZO: IDENTIFICARON RESTOS DE UN DESAPARECIDO

Memoria y Justicia...

SAN LORENZO-ARGENTINA  (PrensaMare)  El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) logró identificar los restos de Horacio Víctor O’Kelly hallados en el cementerio de esta ciudad del sur santafesino en 2005.

El trabajo del EAAF había comenzado en febrero de ese año, solicitado por la justicia. Los peritos de ese equipo hallaron el 11 de marzo de 2005 un esqueleto. Posteriormente los análisis de los mismos dieron como resultado que esos restos fueron inhumados en el cementerio sanlorencino, el 17 de abril de 1975 en el Sector “I” adultos, y corresponden a Horacio Víctor O´Kelly.

Las muestras de sangre obtenidas de familiares de la víctima no resultaron suficientes para lograr una identificación positiva de O’Kelly en un primer momento, pero luego se exhumó en el cementerio de la ciudad de Córdoba a su tío paterno, Raúl Jaime O'Kelly, y con una toma de muestra ósea se obtuvo su perfil genético, aumentando así la certeza de su identidad, logrando ponerle nombre al cuerpo identificado.

Había nacido en la ciudad de Córdoba, el 24 de octubre de 1955; tenía 19 años al momento de su ejecución, no pudo completar sus estudios secundarios y según consta en el Legajo CONADEP N° 6504 “…el desaparecido se encontraba en Rosario. En esa circunstancia, en el mes de junio de 1975, la madre recibe una llamada telefónica en la que una voz femenina le comunica que su hijo fue muerto por una patrulla del ejército…”.

En el mismo sitio donde fuera hallado Horacio ya fueron encontrados e identificados los restos de Pablo Martín Sandoval Luque y Alberto Isidoro Losada, ambos militantes del Ejército Republicano del Pueblo (ERP) que participaron del copamiento del Batallón de Arsenales 121 de la localidad de Fray Luis Beltrán el 13 de abril de 1975. Los tres habrían sido ejecutados el 16 de abril de 1975 en circunstancias que permiten presumir la intervención de personal del Ejército Argentino, siendo luego puestos sus cuerpos a disposición del Juez de Instrucción Militar, Alberto Salvador Casals, quien inmediatamente, y sin ordenar la realización de autopsias, dispuso la inhumación en el cementerio de San Lorenzo como N.N. La mecánica del hecho también es objeto de investigación.

Su hermana, Elsa Mónica O’Kelly, dos años menor que él, fue secuestrada en la madrugada del 21 de abril de 1976 en su domicilio de la ciudad de Córdoba, a los 18 años de edad, según el Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado. Aún continúa desaparecida.