Vie. 23. Ago 2019, Santa Fe - Argentina
Por el país

CHACO: CONDENAS PARA REPRESORES

CHACO: CONDENAS PARA REPRESORES

Memoria y justicia...

RESISTENCIA-ARGENTINA  (PrensaMare)  El Tribunal Oral Federal de la capital de Chaco, condenó a cuatro policías y militares.

Ha sido en el juicio conocido como Ligas Agrarias, tras hallarlos responsables de asesinatos, secuestros y torturas. Los delitos de lesa humanidad se cometieron contra pobladores rurales y militantes campesinos.

Tadeo Bettolli, teniente coronel del Ejército, fue condenado a prisión perpetua (por el homicidio agravado del dirigente campesino Raúl Eduardo Gómez Estigarribia). Misma pena para el policía Alcides Safenraiter (por el homicidio agravado por alevosía del militante rural Carlos Picolli).

Los comisarios José Rodríguez Valiente y Eduardo Wischnivetzky cuatro y dieciocho años, por encubrimiento, privación ilegítima de la libertad y tormentos. Resultando absuelto el policía Miguel González.

En las décadas de 1960 a 1980, las Ligas Agrarias fueron un movimiento al que adhirieron activamente miles de familias de agricultores y de obreros rurales.
Se organizaron y lucharon por sus derechos y reclamaban por una justa distribución de las ganancias de lo que producían. Apostaron por la dignidad y el mejoramiento de la calidad de vida rural.
Se constituyeron en enemigos de los terratenientes, la oligarquía, los monopolios, los acopiadores, comercializadores y latifundistas. La mayor represión se vivió en Chaco, entre 1974 y 1980 (en un movimiento que se extendió por Misiones, Formosa, Corrientes y Santiago del Estero). 

Carlos Piccoli (foto) era un perseguido desde 1975, por lo que se exilió en España. Retornó al Chaco en 1979, siendo apresado por fuerzas represivas en la madugada del 22-4-1979, en el paraje Pampa Florida (zona rural de la ciudad de Sáenz Peña).

El retén policial lo constituían los agentes Carlos Chávez y Alcides Roberto Safenraiter. Cuando observaron el arribo de Piccoli, ellos (escondidos entre la vegetación) lo asesinaron a balazos.

Gómez Estigarribia era docente rural y dirigente de las Ligas Agrarias. Fue acribillado el 12-2-1977 en la localidad de Corzuela por fuerzas conjuntas que comandaba Bettolli, junto a cuatro efectivos de la Dirección de Investigaciones de la Policía del Chaco.

Fue asesinado, esperándolo en un inmueble donde Estigarribia llegó a una reunión; fue emboscado.

El comisario retirado Rodríguez Valiente fue condenado (por el encubrimiento de los asesinatos de Piccoli y Estigarribia y por hacer falsos informes, donde fraguó los fusilamientos como supuestos “enfrentamientos”).

Wischnivetzky fue juzgado y condenado por los delitos de privación ilegítima de la libertad y tormentos perpetrados contra tres trabajadores rurales (el 30-8-1976, en Villa Berthet). Sus torturas fueron hechas para obtener información de militantes de las Ligas Agrarias y de dirigentes perseguidos.