Mie. 15. Jul 2020, Santa Fe - Argentina
Economía

VICENTÍN Y LA DICTADURA

VICENTÍN Y LA DICTADURA

RECONQUISTA-ARGENTINA  (PrensaMare)  El fiscal federal Roberto Salum decidió reabrir la investigación sobre la responsabilidad empresaria (de Vicentín) en la represión ilegal y citó al exempleado Oscar Zarza (secuestrado en los años de dictadura) para que amplíe su declaración. Hubo 22 obreros de la fábrica detenidos, de los cuales 14 eran delegados.

La Federación de Aceiteros de la Argentina lo acompañará a declarar -a él y todos los compañeros que lo hagan-; se presentará como querellante, previo análisis de los elementos de la causa. La Federación es querellante desde 2015 en la que se sustancia por la desaparición de obreros de Molinos Río de la Plata.

El sindicalista de los Aceiteros, Daniel Yofra, indicó que la decisión gremial de participar en la causa que investiga la responsabilidad de Vicentin en delitos de lesa humanidad va acompañada con la de ser querellantes en la causa por la desaparición de una veintena de trabajadores de Molinos Río de la Plata.

"Es la reivindicación de todos aquellos que pasaron por esa situación. En el caso de Molinos Río de la Plata, para nosotros siguen siendo afiliados porque están desaparecidos, tenemos que seguir defendiéndolos como a un trabajador activo. Nos parecía oportuno que como organización fuéramos querellantes para apoyar a las familias que tienen esos familiares desaparecidos, porque para nosotros esos compañeros que están desaparecidos siguen siendo afiliados", expresó.

Zarza fue detenido 2 veces. El 30-1-1976 lo buscaron adentro de la fábrica. Quedó libre unos días después. El 2-11-1976 tras terminar su turno en Vicentin, lo fueron a buscar a su casa.

Estuvo desaparecido en la Base Aérea de Reconquista, cuyo máximo responsable, Danilo Sambuelli (condenado en 2013), para llevarlo más tarde a la Guardia de Infantería Reforzada y el 5-1-1977, lo trasladaron al Penal de Coronda (liberado en la navidad de 1978).

Otro secuestrado fue Efrén Venturini, en noviembre de 1976, y declaró también ante el fiscal Salum; no podrá aportar más, pues el que era capataz, falleció.

El fiscal Salum es el encargado de la llamada Causa 50 sobre los hechos de genocidio en el norte provincial. En la misma ya hubo condenas, sin avanzar en el sentido de la responsabilidad civil.

José Schulman de la LADH (Liga Argentina por los Derechos del Hombre) expuso: "Fuimos promotores de esa causa como querellantes y a través de nuestra filial Reconquista, vamos a reactivar nuestro rol. Vaos por todos los responsables del genocidio, vamos por el poder económico financiero exportador mafioso". Él sufrió cárcel en Coronda con varios obreros de Vicentin. El representante de la Liga en esa zona del norte santafesino es Alejandro Córdoba –militante peronista-, que también fue víctima de la represión ilegal, detenido en septiembre de 1976.

Desde la LADH como desde la Federación no dudan en que existió la responsabilidad empresaria con la dictadura. En la causa Molinos, la entidad sindical, ofreció la documentación que requirió la Justicia sobre actos gremiales que podían ser de interés.