Jue. 25. Feb 2021, Santa Fe - Argentina
Política

EL GRAVE ERROR DE GINÉS GONZÁLEZ GARCÍA

EL GRAVE ERROR DE GINÉS GONZÁLEZ GARCÍA

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Lo hecho por el entonces Ministro de Salud, Ginés González García (GGG) ha sido una vergüenza. Y según quién lo analice, le otorgará el calificativo (suavizador o exagerador). Pero repudiable desde todo punto de vista.

Ahora bien: Se trató de un error que fue conocido de casualidad? Repondió a una operación política? Fue una muestra de soberbia?

Surgirán numerosas especulaciones a tenor que en el medio –y de manera protagónica-, se encontró el abogado Horacio Vertsbisky. Por lo que no se puede hablar de inocencia, torpeza o error alguno.

Surge entonces la duda de si GGG pecó de torpe y fue objeto de una operación. Máxime que se trata de un político con experiencia y trayectoria; el mejor sanitarista que estuvo al frente de Salud, desde Ramón Carrillo a nuestros días. Un GGG al cual el poder político, lobista y económico-financiero de los laboratorios repudia y considera un auténtico ‘enemigo’.

Frente a la realidad (“única verdad”), surgen interrogantes y certezas:

1.    Conocida la existencia de una vacunación paralela al circuito oficial, el presidente Alberto Fernández, actuó con rapidez y lo despidió. Hizo lo correcto, y resolvió de manera inmediata un grave problema, quitándole a la oposición y los medios hegemónicos, la posibilidad de montar una operación anti-gobierno nacional.

2.    Vertsbisky al dar a conocer su ‘picardía’ de lograr vacunarse, destacó que GGG era conocido suyo de muchos años, y lo consideró un amigo. Con lo cual, dejó expuesto que era una decisión personal del funcionario y no del Ministerio de Salud. Con lo cual ‘sacó del medio’ al gobierno nacional.

3.    Un interrogante planteado: Será verdad que Vertsbisky se había anoticiado de la existencia del sistema de ‘vacunación paralela’, que iba a ser denunciado por el diario Clarín, iniciando una durísima ofensiva contra GGG y Alberto Fernández. Fue así que decidió “involucrarse”, y dar a conocer el hecho (no como periodista, sino como ‘oportunista’). Una forma de desarmar la operación clarinetista a la que ya se habían sumado políticos de Juntos por el Cambio, para crear un fin de semana caliente, con salidas a reclamar en las calles…?

4.    El presidente resolvió de manera rápida y drástica, intentando que su gobierno tome distancia de un hecho individual (de GGG), lo que no es muy diferenciable para el ciudadano común.

5.    Causa asco que quienes regalaron el país, constituyeron el gobierno más corrupto de las últimas décadas, dejaron vencer vacunas, eliminaron vacunas del calendario y rebajaron el Ministerio de Salud al nivel de secretaría, se muestren ‘asombrados’ por este hecho, y quieran dar clases de moral.

6.    El gobierno vuelve a mostrar sus debilidades (y limitaciones) internas. Los ataques de la ciega oposición se deben más a fallas propias que a ‘aciertos’ de los últimos. Mientras no se entienda que el peronismo no es un ‘simple administrador de la pobreza’, sino el protagonista y conductor de un cambio transformador para la historia argentina, continuarán apareciendo este tipo de fallas.

Queda por tratar de descifrar cómo intervinieron (directa y/o indirectamente) en estos hechos: el grupo Clarín, el loby de los laboratorios, los peronistas de ‘zapatitos blancos’ (‘administradores’ que no se quieren ensuciar con ‘los negros’), y particularmente Vertsbisky…